Ley sobre telefonía, sin aceptación

La Cámara de Operadores Móviles del Paraguay, que aglutina a las firmas Claro, Vox, Tigo y Personal, se pronunciaron ayer en contra del recientemente sancionado proyecto de ley “que regula la activación del servicio de telefonía móvil”. A través de un comunicado, solicitaron el veto del Ejecutivo.

El gremio de referencia aclara que comparte los objetivos que se pretenden con la ley en cuestión, sobre incrementar la seguridad en el proceso de activación de líneas, pero sostiene que “los medios de los que se vale dicha ley para cumplir con estos objetivos no son efectivos ni aplicables”.

La Cámara de Operadores Móviles menciona como primer argumento que la ley aprobada contiene disposiciones que afectan a todos los usuarios de telefonía móvil y a miles de paraguayos que lícitamente se dedican a la activación de dichos servicios. “La ley aprobada, inédita en el mundo, establece que todos los titulares de líneas de telefonía móvil, en un plazo de 12 meses y bajo pena de ser canceladas sus líneas, deberán acercarse a una oficina de su operadora celular a fin de volver a registrarse como titular de su propia línea e imprimir el dígito pulgar derecho en un formulario a crearse para el efecto. Eso significa que ya no será válido utilizar solamente la cédula de identidad como documento inequívoco y suficiente de identificación, imponiéndose a los consumidores, solo para contratar el servicio de telefonía celular, un mecanismo de identificación especial que es propio y casi exclusivo de la Policía Nacional”, señala.

El gremio considera que la mencionada disposición pretende revalidar la veracidad de los datos de activación, sin considerar que la inmensa mayoría de las líneas están registradas a nombre de sus respectivos titulares y no constituyen casos de fraude. Tampoco se contempla que las personas deberán trasladarse, a su costo, largas distancia, incluyendo a adultos mayores. Por otro lado, el comunicado añade que la ley en cuestión impedirá que las activaciones se puedan seguir realizando de manera instantánea y el lapso podría durar semanas, pues estas se realizarán después de la verificación de todos los datos por parte de la operadora de telefonía.

PUBLICIDAD

“La ley aprobada establece la responsabilidad directa de las empresas operadoras, sus directores y administradores por las activaciones fraudulentas, lo que obligará a las mismas a realizar activaciones exclusivamente en sus locales comerciales. De esta manera, miles de paraguayos que tienen como sustento económico la activación de líneas perderán dicho sustento y los consumidores ya no podrán activar una línea en los más de 30.000 puntos de activación distribuidos a largo y ancho del país”, resalta el punto cinco.

Por lo expuesto, la Cámara de Operadores Móviles del Paraguay espera que el Poder Ejecutivo vete el proyecto de ley aprobado por el Congreso.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD