Quieren subir gasoíl G. 500 el litro

Así como está el precio del diésel con bajo contenido de azufre y la cotización del dólar, se debe reajustar G. 500 el litro el precio del producto al consumidor final, según gremios del área.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NUM6M6ZYRNB4NH7QUIAD6O5UQI.jpg

El directivo de la Asociación de Propietarios de Estaciones de Servicios y Afines (Apesa), Vicente San Martín, dijo que no desean aumentar los precios pero que “sería inevitable, si sigue la misma tendencia de suba del dólar y de la cotización internacional del combustible”. El monto que debe ser ajustado dependerá del stock de los importadores y de la cotización externa en las siguientes semanas, refirió.

Los gremios piden que el Equipo Económico apure el estudio de la fórmula de fijación automática del valor de venta que el sector había presentado, ya que con esa fórmula se podrán ir realizando los ajustes tanto para arriba como para abajo cada mes dependiendo de las variables y se evitarán subas drásticas, explicó.

El 1 de diciembre del año pasado, Petropar redujo sus tarifas y días antes de comenzar a aplicar sus nuevos precios, los emblemas privados empezaron a disminuir los suyos. Actualmente están con el plan de reducción, pero no lo quieren hacer antes que la estatal.

PUBLICIDAD

Al respecto, Patricia Samudio, presidenta de Petropar, señaló que el mercado es libre y que los privados pueden aumentar sus precios, pero Petropar no lo hará hasta que termine su stock, que sería dentro de un mes y medio. Recién cuando realice el nuevo pedido, dependiendo del precio obtenido, podría reajustar, dijo.

En mayo del 2018, el gobierno de Horacio Cartes había liberado los precios del combustible que estaban regulados por decretos, con lo cual cada emblema tuvo la libertad de fijar sus tarifas.

Recordemos que los últimos aumentos de Petropar fueron en junio y noviembre de 2018. En todo ese periodo, según datos de las Distribuidoras de Combustibles Asociadas del Paraguay (Dicapar), el diésel común subió tres veces en el segundo semestre de 2018, hasta llegar a G. 5.080 en diciembre. En tanto, el gasoíl tipo I en el mismo período subió pero luego volvió a bajar a G. 5.700, y la nafta común se ubicó en G. 4.650 (ver cuadro).

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD