Cementerio fue arrasado por agua

Más del 70 por ciento de los panteones del cementerio de la compañía Cuarta Línea San Miguel de Mauricio José Troche fueron arrastrados por la corriente tras el desborde de un manantial que se encuentra a 50 metros del lugar. Los pobladores de la zona rescataron los restos de difuntos y los trasladaron a otro cementerio.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/MFBB6OTSM5C4DMEUPXNQRUADGQ.jpg

MAURICIO JOSÉ TROCHE, Guairá (Carlos Ávalos, Corresponsal). La compañía Cuarta Línea San Miguel se encuentra a unos 30 Km del centro urbano de este distrito. En el cementerio de la comunidad rural había unos 250 panteones y el 70 por ciento (unos 175) fue llevado por el agua.

El camposanto está en un terreno descampado, alejado de viviendas. Los vecinos más próximos calificaron de muy extraño el hecho y lo atribuyeron a un fenómeno geológico, ya que hubo una fuerte explosión y luego un temblor aproximadamente a las 20:00 del martes último.

Marcelino Cantero dijo que antes del hecho hubo una lluvia mansa durante una hora aproximadamente, pero insuficiente para desbordar el pequeño recurso hídrico.

Hasta ayer los familiares de los difuntos trabajaban denodadamente para rescatar las tumbas. Comentaron que muchos féretros fueron llevados por el agua al río Tebicuarymí (a unos 500 metros), donde desaparecieron.

En el sitio del desastre el panorama es tétrico, con panteones y ataudes destruidos y semienterrados en los lugares hasta donde fueron arrastrados. En medio del insoportable olor que expedían los restos de difuntos, los familiares retiraron los cajones con tractores y algunos manualmente para trasladarlos al camposanto de la compañía Cerro Punta del mismo distrito, donde fueron sepultados nuevamente.

El párroco local, presbítero Marcos Rivarola, describió el hecho con esta frase: “No solo los cuerpos fueron arrastrados, sino panteones completos flotaron como barquitos”. Dijo que “esto podría ser un mensaje, una manifestación de los difuntos para los familiares y autoridades porque el camposanto se encuentra en total abandono”.

Hasta ayer ninguna autoridad llegó junto a los desesperados lugareños. La intendenta Andresa Benítez (PDP) señaló que esta semana visitará la zona para interiorizarse de lo ocurrido.

El geólogo Víctor Fernández Crosa dijo que el caso es extraño así como lo describen los lugareños. Para dar una opinión responsable y cierta sobre lo ocurrido se debe realizar un estudio geológico del lugar, explicó.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD