Invierten en salud y educación, dice Haitter

SALTO DEL GUAIRÁ (Rosendo Duarte, corresponsal). El intendente local, Carlos César Haitter (PDP), defendió ayer el desembolso de multimillonarios fondos públicos para construcción y reparación de iglesias, porque aseguró que estas inversiones educan y protegen la salud de la población. Afirmó que no violó el artículo 24 de la Constitución, porque en ninguna parte prohíbe el aporte de recursos públicos a entidades religiosas.

El jefe comunal señaló que los más de mil millones de guaraníes que reparte a las iglesias proviene de los “fondos de resarcimiento por la inundación de los Saltos del Guairá”, alrededor de G. 47.000 millones anuales.

Dicha ley, la 5404/2015, establece que los recursos que recibe el municipio están exclusivamente destinados a la construcción de obras de infraestructura en turismo, urbanísticas, viales, alcantarillados, pavimentación, mantenimiento de calles, salud y educación.

Haitter aseguró que los gastos en ampliaciones de templos están perfectamente adecuados a las inversiones de “salud y educación”, del que habla dicha ley.

PUBLICIDAD

El jefe comunal dijo además que las actividades de las iglesias de esta comunidad son de gran importancia a favor de los jóvenes, “teniendo en cuenta que nosotros por ser una ciudad fronteriza somos vulnerables a cualquier tipo de actividades delictivas en el amplio concepto de la delincuencia”, expresó.

Aseguró que la población de Salto del Guairá está conformada en un 80 por ciento por jóvenes de entre 15 y 25 años. La mayoría está vinculado de alguna manera con algunas organizaciones religiosas, señaló.

Dijo también que la plata que el municipio hoy destina a las iglesias es una forma de reconocimiento a los pastores y sacerdotes por la activa participación que tuvieron en la lucha por el resarcimiento por los Saltos del Guairá.

PUBLICIDAD

Haitter igualmente dijo que las iglesias ayudan a sostener la salud física, mental y espiritual de la población, por lo tanto, “dándoles plata se está invirtiendo en la salud de la gente en su amplio significado”.

Finalmente, expresó que, por ahora, quedan en suspenso todos los llamados a licitación para iglesias y clubes deportivos, que aún no fueron adjudicados, hasta tanto tengan un mejor panorama de la situación. Dijo que pretenden obtener el parecer la Contraloría General de la República (CGR).

La Comuna de Salto en los dos años y medio de gestión del intendente Haitter destinó cerca de G. 4.000 millones a las iglesias de la ciudad. Esto sumado a lo que destinó el anterior intendente Eduardo Paniagua (ANR) a los pastores y curas, supera los un millón de dólares.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD