Pese a irregularidades, no anulan adjudicación

La Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) declaró irregular la adjudicación por concurso de ofertas de la obra de mejoramiento de la Plaza de los Héroes convocada por la Municipalidad de Caraguatay, pero, pese a tener potestad para anular el proceso, se limita a hacer “recomendaciones”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZOGCWUBBUREOJF3LAUAQODNUVE.jpg

CARAGUATAY, Dpto. de Cordillera (Desiré Cabrera, de nuestra redacción regional). La Municipalidad de Caraguatay, administrada por Blas Añazco (colorado cartista), adjudicó el 19 de enero de 2018 a una empresa de dudoso origen, denominada ECR Construcciones, que figura a nombre de Emilio Cañiza Rolón, la remodelación de la Plaza de los Héroes por más de G. 731 millones. La firma del contrato se llevó a cabo el 22 de ese mismo mes y los trabajos se iniciaron el 30 de enero.

La empresa debe terminar las obras en un plazo de 205 días (unos seis meses) y las tareas supuestamente avanzaron en un 30%. 

Para el inicio de los trabajos se utilizaron máquinas de la Municipalidad a fin de echar árboles y hacer remoción de tierra.

PUBLICIDAD

La adjudicación de la obra fue realizada por concurso de ofertas y la propuesta de Cañiza fue una de las más caras. Ese hecho fue objetado por la Junta Municipal, que rechazó la adjudicación.

Sin embargo, fue aprobada por sanción ficta porque el secretario del órgano deliberativo, Elpidio Cano, “se olvidó” de presentar en tiempo y forma a la Intendencia la resolución de los concejales.

Un dato interesante es que Cano también se desempeñaba como secretario del intendente en su distribuidora privada.

Lo que dice la DNCP

Luego de las publicaciones de nuestro diario sobre el caso denunciado, la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) instruyó un sumario administrativo, que concluyó el 23 de mayo último. Reporta que fueron detectadas irregularidades en el proceso de evaluación de ofertas y de la adjudicación de la obra, como que la firma ganadora presentó documentos y certificados días después de la apertura de sobres de oferta.

También, que las notas de pedidos de aclaratorias y documentaciones enviadas por el comité de evaluación a las empresas oferentes no cuentan con acuse de recibo, entre otras anomalías.

Sin embargo, la DNCP se limita a hacer recomendaciones “para subsanar la irregularidad”, ya que hacer una nueva evaluación “carecería de efectos prácticos”. Pide a la administración de la Municipalidad “iniciar las diligencias tendientes a deslindar las responsabilidades en el orden administrativo que correspondan por las transgresiones señaladas”.

Este punto es absurdo, considerando que el ordenador de gastos, el intendente, es el mismo responsable de las irregularidades.

Además, “insta a la convocante a que en futuros procedimientos de contratación guarde especial cuidado en los pasos a seguir dentro de todo el procedimiento, respetando las diversas etapas del procedimiento y así también los mandamientos de la Ley 2051/03”.

La DNCP, a pesar de tener la potestad para hacerlo, no anuló el proceso de adjudicación.

Dudas sobre la empresa

Según los datos, la persona que aparece como dueño de la empresa ECR Construcciones, Emilio Cañiza Rolón, vive desde hace unos años en el polideportivo municipal de Caraguatay, con permiso del intendente Blas Añazco (colorado cartista). En su momento, Cañiza Rolón negó tal versión. 

En la página web de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) figura como dirección de la empresa: Yegros 450 casi Pindoty y Palma, pero no la ciudad y número de teléfono. Cañiza Rolón ya fue adjudicado con seis obras en la comuna durante la gestión de Añazco, desde diciembre de 2015.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD