Reliquia de Chiquitunga volvió a casa

VILLARRICA (Carlos Ávalos, corresponsal). “María Felicia volvió a su casa, Villarrica, y su gente la recibió con mucho cariño”, destacó ayer monseñor Edmundo Valenzuela, Arzobispo de Asunción, antes de iniciar la misa de recibimiento de la reliquia de la nueva beata paraguaya en la capital guaireña, su ciudad natal.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZIYIQ7SZCZDEHNPFHWE7J4WOBQ.jpg

Cargando...

Una multitud de fieles acompañó la caravana con la reliquia de María Felicia de Jesús Sacramentado “Chiquitunga”, que fue recibida en la entrada de la ciudad, en el cruce que une Paraguarí con Villarrica.

La procesión se dio por las principales arterias hasta la Catedral Espíritu Santo, donde a las 18:00 se inició una misa de acción de gracias por la beatificación de Chiquitunga, el pasado 23 de junio en Asunción.

La celebración litúrgica fue presidida por Mons. Valenzuela, quien estuvo acompañado del sacerdote Carlos Medina, vicario regional de los Carmelitas y vicepostulador de la causa.

De acuerdo a los antecedentes, María Felicia Guggiari Echeverría, hoy beata, nació un 12 de enero de 1925 en Villarrica. Trabajó en la catequesis de la Acción Católica con niños, jóvenes trabajadores, universitarios con problemas, con los pobres, los enfermos y los ancianos.

Lo hizo en su ciudad natal y en Asunción. A los 30 años, el 14 de agosto de 1955, ingresa a la vida contemplativa en el Carmelo de Asunción. Estuvo internada en un hospital durante poco más de un mes, debido a la hepatitis. Murió el 28 de marzo de 1959, a los 34 años de edad.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...