Argentina empantanada, el peso se sigue devaluando

Argentina afrontó una segunda jornada de volatilidad económica con un arranque negativo del mercado cambiario y el riesgo país en alza, tras un lunes negro como coletazo a la caída electoral del presidente Mauricio Macri.

El presidente argentino, Mauricio Macri, prometió tomar medidas económicas orientadas a la clase media.El dólar volvió a subir,  y se prevé impacte a los precios de bienes de consumo masivo.
El presidente argentino, Mauricio Macri, prometió tomar medidas económicas orientadas a la clase media.El dólar volvió a subir, y se prevé impacte a los precios de bienes de consumo masivo.Archivo, ABC Color

BUENOS AIRES (AFP, EFE). Un día después de perder 18,76% ante el dólar, la moneda argentina tuvo una fugaz recuperación de 4,18%, pero la alegría duró poco: volvió a caer.

Al promediar la jornada cotizaba a 59,08 pesos por dólar, con una depreciación de 3,01%, según el promedio de bancos y casas de cambio.

Además, el riesgo país medido por el JP Morgan saltó el lunes a 1.467 puntos, con un alza de 68,23% respecto del viernes. Ayer, ese índice subía hasta 1.607 puntos, el nivel más alto de la última década.

PUBLICIDAD

Cuando la inflación comenzaba a dar muestras de desaceleración, el derrumbe de la moneda cae como un baldazo de agua fría, pues redundará en un alza generalizada de los precios.

En el país austral, un 32% de la población vive en la pobreza según datos oficiales, y parte de los que se encuentran al límite de la pobreza son susceptibles de sumarse a esa cifra si la crisis se recrudece.

Los mercados se derrumbaron en Argentina tras el fuerte revés de Macri en las primarias del domingo, en las que logró 32% de votos frente a 47% que obtuvo el kirchnerista Alberto Fernández, ahora con amplia ventaja para las presidenciales de octubre.

Al estar ya definidos los candidatos, las primarias se convirtieron en una encuesta nacional hacia las presidenciales de octubre.

Los mercados se muestran cautelosos ante la incertidumbre de cómo actuaría un gobierno kirchnerista ante el gran monto de deuda contraído por su predecesor.

Según Capital Economics, “el desplome de los mercados argentinos y la creciente posibilidad de un giro a la izquierda con las elecciones presidenciales de octubre ha reavivado los temores de una cesación de pagos” en Argentina.

Señales

Fernández empezó a dar algunas señales positivas a los inversores: aseguró que no planea un “economía cerrada” y con “cepo” y recordó que, de hecho, criticó las restricciones cambiarias y comerciales impuestas durante el Gobierno de Cristina Fernández.

Además, dijo que le gustaría contar con Roberto Lavagna (se ubicó tercero en las primarias del domingo) que se desempeñó como ministro de Economía tras la crisis de 2001, con una gestión que logró reactivar la economía.

“A qué presidente no le gustaría tener a Lavagna como ministro de Economía. Es uno de los hombres más virtuosos”, declaró Fernández, ganador de las elecciones primarias.

El FMI y el regreso a los mercados

Durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner (2003-2015), Argentina canceló su deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 9.500 millones de dólares y realizó dos canjes en 2005 y 2010 de su deuda en mora con el 93% de bonistas.

Pero se alejó del FMI, organismo que dejó de realizar visitas y revisiones periódicas a Argentina.

Alberto Fernández fue jefe de gabinete de Néstor durante todo su mandato y de Cristina durante el primer año.

Argentina recién volvió a los mercados en 2016, con Mauricio Macri en el gobierno, tras resolver el litigio en Nueva York de fondos especulativos. Macri ganó las elecciones en 2015. (AFP)

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD