Indirectas entre Bolsonaro y Fernández

BRASILIA (AFP). El candidato presidencial argentino Alberto Fernández y el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, multiplicaron los choques desde la victoria del peronista en las primarias del pasado domingo, creando preocupación sobre el impacto que una mala relación entre los dos países podría tener en la región y en el acuerdo Mercosur-Unión Europea (UE).

Después de la aplastante victoria de Fernández –en fórmula con la exmandataria Cristina Kirchner– sobre Mauricio Macri, Bolsonaro dijo temer una oleada de refugiados similar a la que Brasil enfrenta en su frontera con Venezuela si “esos izquierdosos” ganan las elecciones de octubre en Argentina.

Fernández no tardó en responder: “Celebro que Bolsonaro hable mal de mí. Es un misógino. Con Bolsonaro no tengo problema en tener problemas”.

Pidió además a Bolsonaro que “libere” al expresidente Lula de Silva, que denuncia una conspiración en la condena de casi nueve años de cárcel que cumple por corrupción. El mes pasado, Fernández visitó a Lula en prisión.

PUBLICIDAD

En esa ocasión, Fernández afirmó que el acuerdo fue “anunciado precipitadamente” para beneficiar electoralmente a Macri y que lo revisaría si llega al poder.

Bolsonaro proclamó en varias ocasiones su apoyo al presidente argentino Mauricio Macri y expresó su preocupación por la posibilidad de que Cristina Kirchner vuelva al poder.

“Todo apunta a que la relación entre ambos, si gana Fernández, será dura, pero un estado de tensión prolongado no le interesa a ninguno de los dos”, dijo Vinicius Vieira, profesor de relaciones internacionales de la Universidad de São Paulo.

PUBLICIDAD

Fernández “está dando señales, más que las necesarias, concretas, de que no se quiere alinear con lo que en su momento nos alineamos con Macri, con Marito (el presidente paraguayo, Mario Abdo) y con el presidente de Uruguay”, dijo Bolsonaro.

Mientras que para Alberto Fernández, tanto Bolsonaro como Macri son figuras pasajeras de la historia. “Con Brasil nos vamos a llevar espléndido (...) Bolsonaro es una coyuntura en la vida de Brasil como Macri es una coyuntura en la vida de Argentina”.

Los observadores estarán atentos sobre el impacto que generaría un posible cambio de gobierno en Argentina así como las tensiones entre los principales socios del Mercosur, y que podría afectar al acuerdo con la UE.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD