Mercado argentino recupera la calma

El mercado cambiario argentino recupera la calma tras la turbulencia experimentada por tres días seguidos por el revés del presidente liberal Mauricio Macri en las elecciones primarias.

Un empleado de un mercado callejero de frutas y verduras cambia  los precios de los productos como consecuencia de la devaluación del peso en los últimos días.
Un empleado de un mercado callejero de frutas y verduras cambia los precios de los productos como consecuencia de la devaluación del peso en los últimos días.EFE

BUENOS AIRES (AFP). El tipo de cambio cerró en 59,72 pesos por dólar, luego de que Macri y el candidato del kirchnerismo Alberto Fernández, claro favorito para reemplazarlo en la presidencia, hicieran diversos llamados a la calma a los mercados.

Al comienzo del día, Fernández consideró que un tipo de cambio a 60 pesos por dólar “es razonable” y dijo que ya no debería tener mayores fluctuaciones.

Tras sostener una conversación telefónica, Macri y Fernández lanzaron mensajes conciliadores en un intento por detener las turbulencias con que reaccionaron los mercados a las primarias en las que la fórmula de Fernández con la expresidenta Cristina Kirchner consiguió 47% de los votos.

PUBLICIDAD

“Nuestra propuesta no supone riesgos de default, supone sí una lógica de funcionamiento distinta”, dijo Fernández, considerado como un moderado dentro del kirchnerismo.

“Llamé a Alberto Fernández porque llevar racionalidad y convivencia es mi primer compromiso con los argentinos”, dijo Macri tras reunirse con su equipo económico. Fernández, en tanto, destacó que entre ambos quedó una “línea abierta sin intermediarios”.

“Le pedí al presidente que no insistan con el discurso de que vamos a ser Venezuela, porque no es cierto, y nada intranquiliza más a los mercados que eso. Se vuelve como una profecía autocumplida, se le termina volviendo en su contra”, refirió el presidenciable.

PUBLICIDAD

Argentina se encuentra en recesión desde 2018 y lleva adelante un programa de austeridad en acuerdo con el Fondo Monetario Internacional con un crédito por 56.000 millones de dólares.

A lo largo de esta semana, la moneda argentina ha perdido 22,05% de valor.

Ante el recrudecimiento de la crisis, el presidente argentino anunció una serie de medidas, que incluyen la congelación por tres meses de los precios de los combustibles, un aumento del salario mínimo, que se establecería la semana próxima, y un alivio impositivo para asalariados y pymes.

Ayer, el Instituto Nacional de Estadística y Censos informó que los precios al consumidor aumentaron en julio pasado un 54,4% respecto al mismo mes del año pasado.

Fernández y Macri deben medirse en la primera vuelta de las presidenciales el próximo 27 de octubre.

Ante ese panorama, el peronista Roberto Lavagna, también candidato presidencial y quien obtuvo 8% de los votos en las primarias, pidió postergar las acciones de campaña “por varias semanas hasta que recuperemos la serenidad y la estabilidad que necesitamos”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD