Gantz quiere gobierno liberal en Israel, frente a ortodoxia

JERUSALÉN (EFE). El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ofreció ayer a su rival, el líder del partido centrista Azul y Blanco, Beny Gantz (el más votado en las elecciones del martes), formar un ejecutivo de unidad nacional con la participación de los sectores más conservadores y ultraortodoxos.

ELECCIONES EN ISRAEL
GENTILEZA

Gantz, que apuesta también por un gobierno de unidad, dado que los resultados de los comicios –los segundos en un año en Israel– no han dado mayoría a ningún de los dos bloques parlamentarios, quiere uno “extenso y liberal”.

Con un 98% de los votos escrutados, el partido de Netanyahu, el conservador Likud, ha obtenido 31 escaños, mientras que el liberal Azul y Blanco ha ganado 33 bancas.

“No hay otra opción que formar un amplio gobierno de unidad”, dijo Netanyahu, quien propuso una reunión inmediata con Gantz para trabajar juntos y evitar unas terceras elecciones.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la oferta llegó después de que Netanyahu hubiera firmado un compromiso con las dos formaciones ultraortodoxas (Shas y Judaísmo Unido por la Torá) y la alianza de partidos ultraconservadores, para llevar a cabo las negociaciones como un solo bloque.

“Para construir un Gobierno de unidad, no vienes con bloques políticos y una maniobra, sino con honestidad, patriotismo, responsabilidad y seriedad”, reprochó Gantz, en rueda de prensa, al primer ministro en funciones.

Para el segundo de la lista Azul y Blanco, Yair Lapid, lo que está intentando Netanyahu con esta propuesta, en principio inviable, es “arrastrar al país a unas terceras elecciones”, apuntó.

El líder del partido nacionalista Israel Nuestro Hogar, Avigdor Lieberman, quien podría tener la llave para desbloquear la situación actual, opina lo mismo: que la intención de Netanyahu es “preparar a la opinión pública” para otra repetición de elecciones.

Además, para Lieberman, cuyo partido obtuvo ocho diputados en los comicios del día 17, lo cual podría ser decisivo para la formación de un Ejecutivo de coalición, la “única opción” es la unidad.

El presidente de Israel, Reuvén Rivlin, que se ha mostrado favorable a la formación de un gobierno de unidad, comenzará el domingo la ronda de consultas con los partidos que deben proponer a su candidato a primer ministro.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD