Ataque a un oleoducto daña servicio de agua

BOGOTÁ (AFP). Cerca de 25.000 personas del noreste de Colombia tienen restricción en el suministro de agua tras un ataque atribuido a la guerrilla del ELN contra un oleoducto cuyo crudo contaminó el río que los abastece, informaron ayer las autoridades. El servicio de agua fue suspendido por la empresa de acueducto del municipio de Tibú, cerca a la frontera con Venezuela, debido al derrame de petróleo en el río Tibú.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/X3CJH3SIVVFSJN2NR7AYDN2CEI.jpg

La alcaldía local activó un “plan de contingencia” para capotear el desabastecimiento. La tubería “está cerrada porque hay trazas de crudo, pero se activó el plan de contingencia (...) nos toca a través de carros cisterna, poco a poco, casa a casa, y eso genera contratiempos”, explicó a la AFP el alcalde de Tibú, Alberto Escalante.

Según el mandatario, el servicio podrá restablecerse en “casi veinte días”, mientras se descontamina el río. El gobierno no descarta que los responsables del atentado ocurrido el domingo sean rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD