Contra reloj para evacuar a niños

En una carrera contrarreloj, ante el riesgo de que suba el nivel de las aguas, rescatistas estudiaban las posibles opciones para evacuar al equipo infantil de fútbol, atrapado desde hace 12 días en una cueva en Tailandia.

MAE SAI, Tailandia (AFP). “Nuestra mayor preocupación es la meteorología... Estamos en una carrera contrarreloj, ahora estamos en una carrera contra el agua”, declaró, jefe de la célula de crisis y gobernador de la provincia de Chiang Rai, Narongsak Osotthakorn. 

Los socorristas esperan poder hacer que baje el nivel de las aguas de forma suficiente como para que los niños no tengan que bucear o que lo tengan que hacer muy poco.

Fue a causa de las lluvias torrenciales que los niños se vieron bloqueados en la cueva el 23 de junio tras haber decidido, por una razón que todavía no está clara, entrar en ella tras el entrenamiento de fútbol con su entrenador, de 25 años.

PUBLICIDAD

Tiempo calculado 

“Hemos calculado el tiempo que nos queda, en horas y en días, en caso de lluvia y de que el agua invada la cueva”, declaró Osotthakorn. 

El trayecto de retorno es de varios kilómetros e incluye zonas angostas. Algunos tramos tendrán que hacerse bajo el agua, por lo que los socorristas presentes en la cueva están entrenando a los jóvenes para que aprendan a bucear. 

PUBLICIDAD

Posibles planes 

Esperar la bajada de las aguas. Esto permitiría a los niños salir a pie por la galería con un mínimo de tramos submarinos que habría que recorrer con máscaras de buceo, en inmersión. Es la opción privilegiada por los equipos de rescate. 

Buceo. Es el plan de urgencia. Pero si las aguas vuelven a subir por las lluvias anunciadas para hoy podrían verse obligadas a aplicarlo. 

Evacuación a través de un pozo vertical. También se ha estudiado esta alternativa. Los socorristas siguen buscando una vía de entrada desde la cumbre de la montaña que esté conectada o sea fácilmente conectable mediante perforación con la parte de la cueva donde están los niños. 

Enviar a un niño. Se trataría de enviar a un niño voluntario para que los socorristas puedan enseñar al grupo una prueba en imágenes de que llegó hasta el final y es posible. Los socorristas tailandeses se plantean sacar “uno por uno”, sin precisar el plazo entre las evacuaciones.

En camilla. “Podemos ponerlos en una especie de camilla con una botella de oxígeno, una máscara completa y tirar de ellos hacia la salida flotando, sin que tengan que nadar. Es una técnica ya usada”, sugirió Bill Whitehouse, vicepresidente del consejo británico de rescate en cuevas.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD