Inédita condena por robo de bebés en Argentina

BUENOS AIRES. (AFP) La justicia argentina condenó a prisión este lunes a un médico y una partera por su papel en el robo de bebés durante la dictadura (1976-1983), en la primera sentencia de este tipo que alcanza a profesionales de la salud, informó el tribunal.

El inédito fallo, aunque redujo las penas solicitadas por la querella, puso por primera vez en el tapete la responsabilidad de médicos y asistentes en el robo de bebés durante la dictadura, algo sobre lo que la justicia argentina no había avanzado en juicios anteriores.

Los magistrados condenaron al médico y militar retirado Norberto Atilio Bianco (70 años) a 13 años de prisión y a la partera Yolanda Arroche (85) a siete años, en tanto absolvieron al tercer profesional involucrado, el médico Raúl Eugenio Martín (75).

Los tres fueron enjuiciados por su accionar en la maternidad clandestina que funcionó en el centro de detención de Campo de Mayo, en Buenos Aires, donde jóvenes que habían sido secuestradas embarazadas daban a luz esposadas y con los ojos vendados. Sus hijos eran robados y entregados en adopción ilegal bajo falsa identidad.

PUBLICIDAD

El tribunal absolvió al médico Raúl Eugenio Martín, exjefe de Clínica Médica del hospital militar, y ordenó su inmediata liberación por considerar que no había prueba suficiente en su contra.

Sin embargo, en este punto el tribunal Federal compuesto por los jueces María del Carmen Roqueta, Julio Panelo y Jorge Humberto Gettas votó en disidencia según la lectura de la sentencia, cuyos fundamentos recién se divulgarán en febrero próximo.

En cambio, el médico militar Bianco (70 años), que estuvo prófugo y había sido arrestado en 2008 en Paraguay, fue hallado “coautor de sustracción, retención y ocultamiento de menores”, y la partera Arroche “partícipe necesaria en la falsedad de documentos” para fraguar la identidad de los recién nacidos.

Abuelas de Plaza de Mayo, querellante en la causa, había solicitado penas más duras contra los acusados que llegaban a los 30 años en el caso de ambos médicos y 12 para la partera.

El tribunal también condenó al represor Santiago Omar Riveros (91 años) y el exdictador Reynaldo Bignone (86) a penas de 30 años y 16 respectivamente, aunque sobre ambos pesan condenas a cadena perpetua por otros crímenes de lesa humanidad.

Tanto Riveros como Bignone fueron hallados culpables en su condición de jefes de zona donde funcionó la maternidad clandestina.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD