Ortega siembra terror con sus paramilitares

La situación en Nicaragua se agrava, con los grupos armados por el gobierno de Daniel Ortega, que ayer se desparramaron amenazantes en la propia capital Managua, y mataron a por lo menos 4 personas, entre ellas un bebé de un año y medio.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/OZISSLMCFVBXBPQVMK5CGGEPYY.jpg

MANAGUA (EFE). Al menos 4 personas murieron ayer, entre ellas un bebé de un año y medio, en ataques simultáneos de las “fuerzas combinadas” del Gobierno de Nicaragua en las zonas este y suroeste de Managua, informó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

“Tenemos reporte de al menos 4 fallecidos: dos en la zona de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), aquí pueden ser tres, pero no hemos confirmado el último”, dijo la portavoz del Cenidh, Georgina Ruiz.

El niño y un hombre adulto fallecieron en operativos diferentes, durante tiroteos ejecutados desde anoche en los barrios del este de Managua, por las llamadas “fuerzas combinadas”, compuestas por policías, antimotines, parapolicías, paramilitares y grupos de choque oficialistas, dijo Ruiz.

Los dos fallecidos en la UNAN, al suroeste de Managua, eran estudiantes que formaban parte de decenas de universitarios que se mantienen en el campus desde abril pasado.

PUBLICIDAD

El ataque al este de Managua siguió el mismo procedimiento que los anteriores, ya que ocurrió después de un apagón, antes de la medianoche, con tiroteos que aumentaron gradualmente, hasta ser más intenso justo al amanecer, indicó Ruiz.

Detalló que en la zona de la UNAN el Gobierno utilizó drones para ubicar la posición de los estudiantes antes de atacarlos desde un cerro cercano a la luz del alba.

Al menos 15 personas resultaron heridas durante los ataques de ayer en Managua, hasta el momento en que una representación de obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) se dirigió hacia la UNAN para evitar más muertes, de acuerdo con el reporte del Cenidh.

El ataque ocurrió en el mismo momento en que la CEN, mediadora del diálogo nacional para resolver la crisis del país, solicitó al presidente Daniel Ortega que acepte elecciones anticipadas para marzo de 2019, y llamó a una reunión el lunes de la mesa de negociaciones.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD