Paulo VI y monseñor Romero serán canonizados mañana por Francisco

El papa Francisco canonizará mañana al papa Paulo VI, el pontífice que implementó las reformas del crucial Concilio Vaticano II, y al arzobispo salvadoreño Óscar Romero, quien fue asesinado mientras oficiaba misa bajo la dictadura que sufrió su país.

CIUDAD DEL VATICANO (AFP). La ceremonia será celebrada en la plaza de San Pedro ante miles de personas, religiosos y autoridades de los dos continentes, entre ellos 7.000 salvadoreños que viajaron para la canonización de Romero (1917-1980), asesinado en 1980 por los escuadrones de la muerte mientras oficiaba una misa.

A Pablo VI, pontífice de 1963 a 1978, le tocó la histórica función de aplicar las reformas del Concilio Vaticano II, que había sido convocado por su antecesor, el carismático Juan XXIII, el “Papa Bueno”.

Será el tercer papa que Francisco convierte en santo después de Juan XXIII (1958-1963) y Juan Pablo II (1978-2005).

PUBLICIDAD

Camino a la santidad 

Antiguamente los santos eran proclamados por “vox populi”, es decir por aclamación popular. Pero luego, para evitar abusos, la Iglesia estableció un procedimiento específico.

En primer lugar, el obispo de la diócesis donde la persona con “fama de santidad” ha vivido, inicia el proceso con una investigación sobre su vida.

Un tribunal diocesano, creado para el caso, evalúa toda la información y la envía, si lo merece, al Vaticano, más precisamente a la Congregación para las Causas de los Santos.

Siervo de Dios 

En la Congregación, teólogos y expertos analizan la documentación y luego de una reunión de cardenales y obispos donde se examinan los casos, el papa puede firmar el llamado “decreto sobre la heroicidad de las virtudes del Siervo de Dios”, es decir la Iglesia lo declara “Siervo de Dios”.

Beato 

Con este decreto se abren las puertas a la beatificación, el segundo paso. Para ello se deberá comprobar que intercedió en un milagro cuando ya había fallecido, que debe ser comprobado por un equipo de médicos, teólogos y expertos que colaboran con la Congregación.

Santo

Para ser santo el Código de Derecho Canónico exige la comprobación de un segundo milagro ocurrido después de la beatificación.

La mayoría de los trámites para beatificación y canonización duran en promedio de 30 a 50 años. Hasta ahora, han sido proclamados casi 10.000 santos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD