Rodean el Palacio de Gobierno en Tailandia

BANGKOK (AFP). La policía tailandesa utilizó gases lacrimógenos y cañones de agua contra los manifestantes opositores que amenazaban ayer con tomar la sede del gobierno, tras los enfrentamientos que dejaron cuatro muertos y decenas de heridos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/CQPE2PH23VGJ3KP6HLCECDMFCM.jpg

Lo que une a los manifestantes –una alianza de burgueses conservadores cercanos al Partido Demócrata, el principal de la oposición, y grupúsculos ultramonárquicos– es el odio al hermano de la primera ministra Yingluck Shinawatra, el multimillonario Thaksin Shinawatra.

Los manifestantes, –que eran este domingo, según la policía, unos 70.000 en Bangkok contra cerca de 180.000 hace una semana– acusan a Thaksin, derrocado por el ejército en 2006, de seguir dirigiendo la política gubernamental desde su exilio en Dubái.

Frente a la entrada de la Casa de Gobierno, cientos de manifestantes enmascarados trataban de desplazar bloques de cemento y recortar la alambrada de espinos, a lo que la policía respondió con gases lacrimógenos y cañones de agua.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05