Sri Lanka sufre peor ataque de su historia: 207 muertos

Al menos 207 personas, incluyendo unos 30 extranjeros, murieron y cerca de 500 resultaron heridas ayer en ocho atentados explosivos coordinados contra tres iglesias que celebraban la misa de Pascua y cuatro hoteles de lujo en Sri Lanka, Asia del Sur. Hasta anoche los ataques no fueron reivindicados. Testigos hablan de un kamikaze como autor.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/AQIHWX6Q4JB57LP3ATBAURTIXM.jpg

COLOMBO, capital de Sri Lanka (AFP). Atentados de esta magnitud no habían tenido lugar en Sri Lanka desde la guerra civil entre la guerrilla tamil (grupo militar separatista) y el Gobierno, un conflicto que duró 26 años y finalizó en 2009, y que dejó, según datos de la ONU, más de 50.000 civiles muertos.

El gobierno ordenó un toque de queda de duración indeterminada que entró en vigor inmediatamente y el bloqueo temporal de las redes sociales para evitar la difusión de informaciones falsas.

Hasta anoche ningún grupo armado reclamó la autoría de los atentados coordinados, mientras las autoridades se limitaron a clasificarlos como ataques “extremistas” e insisten en prestar mucha atención a la difusión de noticias falsas que puedan generar confusión o actos de represalia contra algún grupo étnico o religioso.

Explosiones

Las seis primeras explosiones ocurrieron de forma simultánea en horas de la mañana, en al menos tres hoteles de lujo en Colombo y también en una iglesia de la capital, otra en Katana, en el oeste del país, y la tercera en la oriental ciudad de Batticaloa.

Las imágenes que llegaban de los lugares siniestrados mostraban la magnitud de la tragedia, con una de las iglesias con el techo del templo semidestruido, escombros y cuerpos esparcidos, mientras la gente trata de socorrerlos.

Horas después, una séptima detonación tuvo lugar en un pequeño hotel situado a unos cien metros del zoo de Dehiwala, a una decena de kilómetros al sur de la capital, y la última en un complejo residencial en Dematagoda, también en Colombo.

Al menos 32 extranjeros se encuentran entre los fallecidos y treinta más hospitalizados. Entre los muertos hay nacionales de Bélgica, Estados Unidos, China y el Reino Unido, Dinamarca, y otros.

El primer ministro calificó los ataques de “cobardes” e hizo un llamado por la unidad del país.

El arzobispo de Colombo, Malcom Ranjit, exhortó al gobierno de Sri Lanka a “castigar sin piedad” a los responsables, a través de una “investigación sólida imparcial”.

Sri Lanka (21 millones de habitantes) es un país mayoritariamente budista que cuenta con unos 1,2 millones de católicos. Junto al 70% de budistas, los hindúes representan un 12%, los musulmanes un 10% y los cristianos un 7%.

En Sri Lanka, los católicos son percibidos como una fuerza unificadora ya que tienen adeptos tanto entre los tamiles como entre los cingaleses (grupo étnico).

Sin embargo, algunos cristianos son mal vistos porque apoyan las investigaciones exteriores sobre los crímenes presuntamente cometidos por las fuerzas armadas contra los tamiles durante la guerra que culminó en 2009.

En 2017, la Alianza Nacional Evangélica Cristiana de Sri Lanka registró un centenar de incidentes contra los cristianos en la isla, según un informe del Departamento de Estado estadounidense. El año pasado, las autoridades decretaron 12 días de estado de emergencia para atajar unos disturbios contra los musulmanes en el centro del país.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.