Abortan una masacre en el Este

Policías de Investigaciones de Alto Paraná abortaron una posible masacre al capturar al peligroso asaltante Arcis Diosnel González Alvarenga (34 años), quien junto al aún fugitivo Mauricio Paniagua Medina (40) iban a comandar ayer una emboscada contra un camión transportador de caudales en Ciudad del Este.

Arcis Diosnel González  Alvarenga, capturado.
Arcis Diosnel González Alvarenga, capturado.

Arcis fue detenido ayer de madrugada en una casa de la zona del kilómetro 6,5 de la capital paranaense.

Estaba en compañía de su cuñado Baudilio Villalba (59), supuestamente con antecedentes por narcotráfico en Argentina.

La granja de este último también fue intervenida en la zona de Santa Fe del Paraná. En el establecimiento se encontraron una camioneta Toyota Fortuner y otra Hyundai Santa Fe, ambas robadas en Brasil, que se iban a usar para el golpe de ayer.

Igualmente, los agentes revisaron un depósito en Hernandarias, en busca de más vehículos y las armas de guerra que se tenían que usar en el atraco.

A la tarde, la gavilla se vio obligada a abandonar otra camioneta Hyundai Santa Fe en la que iban a montar un fusil antiaéreo.

Arcis y Mauricio, según la Policía, comandaron la mayoría de los últimos grandes asaltos, como el golpe fatal del 7 de julio pasado en el municipio sampedrano de Liberación, donde una banda conformada por al menos 30 hombres hizo volar con bombas la sede de Visión Banco y mató a dos civiles.

Mauricio quedó como jefe de la megabanda de asaltantes luego de la captura del temible criminal Amado Ramón Benítez (54), ocurrida en el año 2016 en el departamento de San Pedro.

Amado cumple actualmente múltiples condenas en el cuartel de la Agrupación Especializada de la Policía. Mientras estuvo al frente de la gavilla, robaron unos 22.000 millones de guaraníes.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05