Ordenan captura de presunto implicado en asesinato del periodista Leo Veras

La Fiscalía ordenó la captura de Waldemar Pereira Rivas, alias Cachorrão, en cuya casa fue hallada la camioneta usada para el crimen del periodista Leo Veras, en Pedro Juan Caballero. Ayer fueron imputados nueve de los diez detenidos por el caso.

Camioneta supuestamente utilizada por los sicarios para el mortal atentado contra  el periodista en Pedro Juan.
Camioneta supuestamente utilizada por los sicarios para el mortal atentado contra el periodista en Pedro Juan.

En la madrugada de ayer policías y fiscales capturaron en Pedro Juan Caballero a diez presuntos integrantes de la estructura criminal liderada por los narcos Sergio de Arruda Quintiliano Neto, alias Minotauro, y Ederson Salinas Benítez (30), alias Ryguasu, ambos presos en el Brasil, y Marcio Sánchez, alias Aguacate, en el marco de la investigación del asesinato del periodista Leo Veras, registrado el 12 de febrero último en la capital del Amambay.

También se incautaron de cuatro pistolas con sus accesorios, celulares, equipos informáticos y cinco vehículos, uno de los cuales presuntamente fue usado por los sicarios para asesinar al comunicador. Se trata de una Jeep Renegade blanca, que fue ubicada en la residencia de Cachorrão, en el barrio San Antonio de Pedro Juan.

El sospechoso, que sería un importante elemento logístico de la estructura criminal, no fue encontrado en el lugar y se ordenó su captura.

Sin embargo, los agentes sorprendieron en la casa a la hermana de Cachorrão, Cintya Raquel Pereira de Leite, quien tiene una condena pendiente de 17 años de cárcel en Brasil. Aunque en un principio iba a ser expulsada del país y entregada a las autoridades brasileñas, finalmente no ocurrió tal cosa, debido a que tienen la nacionalidad paraguaya.

Existen fuertes versiones de que ella manejaba la camioneta en el momento del ataque al periodista. Sin embargo, los agentes no consiguieron que los testigos colaboren por temor a las represalias, al decir que nuestras leyes no contemplan la protección a testigos.

Pero ante la sospecha de su implicancia, en principio los fiscales la imputaron por violación a la Ley de Armas y asociación criminal. No se descarta que luego se amplíe por homicidio doloso en grado de complicidad.

De acuerdo con los agentes, Cachorrão es propietario de una serie de locales en la capital del Amambay, donde desarman vehículos robados en el Brasil. Gracias a las imágenes de las cámaras de seguridad, los investigadores siguieron el móvil usado por los pistoleros desde el momento en que salió de la casa del capo hasta que regresó. Todo está documentado en una carpeta de casi 50 hojas preparado por los investigadores policiales.

Ryguasu habría ordenado la muerte de Veras, pues según los investigadores el capo cayó preso en Ponta Porã, Brasil, en enero pasado por un incidente con armas, pero rápidamente iba a salir libre tras el pago de una fianza. El capo también había presentado un documento a nombre de otra persona.

Sin embargo, Veras supuestamente, alertó a los policías del Brasil quién era en realidad el detenido y tras confirmar su verdadera identidad antes que liberarlo lo remitieron a una prisión de Dourados. Por eso ordenaron la muerte del periodista, según dijeron los agentes.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD