Criminales brasileños del PCC coordinan golpes en nuestro país

Maleantes brasileños que responden a la organización criminal paulista Primer Comando Capital (PCC) coordinaron los grandes golpes registrados en los últimos meses en nuestro país. Transportadores de caudales, establecimientos financieros y cajeros automáticos son sus principales objetivos. Los extranjeros operan en el Este del país con la banda dirigida por el fugitivo Amado Ramón Benítez.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/FG7MXCBZZBAPHBOYKDG5UMVW6U.jpg

Unos 20 criminales, muchos de ellos brasileños, miembros del PCC, integran la megabanda que actualmente mantiene en zozobra a los organismos de seguridad en varios departamentos del país, como Alto Paraná y Canindeyú.

Precisamente, el último fallido ataque de la organización criminal a un transportador de caudales de la firma Prosegur, registrado el martes 31 de marzo pasado en la zona de Minga Porã, derivó en la barrida de la cúpula policial del Alto Paraná.

En junio del año pasado once elementos de la mencionada facción criminal que estaban recluidos en la cárcel regional de Foz de Yguazú (Brasil) lograron escapar y se refugiaron en Ciudad del Este. Cuatro meses después, otros siete maleantes de la organización se fugaron del mismo reclusorio, y también se instalaron en el Alto Paraná. Las dos fugas fueron financiados por un capomafioso esteño, confirmaron fuentes de la Policía.

Casi inmediatamente, los 18 fugitivos pasaron a operar en la banda de Amado Ramón Benítez y comenzaron a perpetrar seguidilla de asaltos. El noviembre del año pasado, cuatro de los evadidos, identificados como Aguinaldo Gonçalves (39), Carlos Tiago Lemes (33), Carlos Henrique Silva Cándido Tavares (34) y Oziel Rizzo de Sa (32), asaltaron a un productor sojero de Santa Rita de nombre Ivaldino Antonio Vivián (61). Durante el golpe, Gonçalves y Lemes fueron abatidos a tiros, en tanto que los otros dos se entregaron a la Policía.

De acuerdo a los organismos de seguridad, los otros catorce fugitivos operan con la banda de Amado Ramón Benítez.

El ingreso de los criminales brasileños coincide con el inicio de la ola de asaltos a transportadores de caudales, cajeros automáticos y a entidades financieras, tanto en la zona del Alto Paraná como la capital y el departamento Central.

Datos manejados por las fuerzas de seguridad señalan que los criminales brasileños coordinaron y planificaron todos los grandes golpes registrados en los últimos meses en el país con el apoyo de bandas locales.

Precisamente, el prófugo Adailton Bezzera Cavalcante, alias Moleza, fue sindicado como ideólogo del fallido golpe al blindado de la firma Prosegur, registrado días atrás en Minga Porã fue detenido el viernes último en Foz de Yguazú, en el marco de un operativo conjunto entre agentes del vecino país y oficiales del departamento Contra Delitos Económicos de la Policía. Durante el malogrado atraco, Moleza sufrió un refilón de bala en el hombro, hecho que ayudó para su detención, confirmaron los investigadores.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD