Denuncian que la fiscalía incluye como testigos a dueños de dólares remesados

El Ministerio Público no investiga a los terceros que remesaron 600 millones de dólares al exterior en 2011. Incluso, muchos de los dueños del dinero, en vez de ser procesados, fueron incluidos como testigos por la fiscalía. Así denunció la abogada Mirna Kuchenmeister, defensora de la única acusada en el caso, quien criticó duramente la investigación realizada por los fiscales.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Cargando...

En la acusación contra Sady Caríssimo, presidenta de la firma ficticia Strong, el Ministerio Público presentó nada menos que 46 testigos.

La abogada Mirna Kuchenmeister, quien defiende a Sady, estuvo en la redacción de nuestro diario y señaló que el hecho fortalece la sospecha de que muchos de los terceros que usaron a las empresas de portafolio para enviar irregularmente dólares al exterior, fueron incluidos como testigos, en vez de ser procesados.

“Hace rato se escuchan rumores de que todo está arreglado, de que los verdaderos ‘lavadores’ van a quedar impunes. Las sospechas se van confirmando. La fiscalía ni siquiera tiene la intención de investigar a los dueños de la plata, ni tampoco a los empleados de los bancos que avalaron los envíos ilegales. Solo se ensaña con gente de escasos recursos como es mi cliente”, manifestó la profesional.

Escribano

Entre los testigos llamativamente figura el escribano Óscar Ariel Escudero, ante quien se conformaron algunas empresas ficticias. Incluso, los protocolos del notario se encontraron en el departamento en donde fue detenida Sady, en enero de 2012. Sin embargo, el Ministerio Público no lo procesó y, sospechosamente, le favoreció al incluirlo como testigo del proceso penal.

“Los hechos demuestran que no se quiere llegar a los verdaderos responsables. La fiscalía le acusó a mi cliente por una serie de hechos punibles, entre ellos lavado de dinero, pese a que los fiscales saben bien que ella no se enriqueció. Es cierto que no podemos desconocer su participación, pero no se la puede presentar como la cabeza de una organización criminal, como lo hace la fiscalía. Los agentes del Ministerio Público imputan y acusan a la gente pobre, mientras que las personas con poder económico aparecen como testigos o se los desvincula con base en una simple negación de que hayan participado del esquema”, añadió la abogada.

Por otro lado, dijo que Sady había proporcionado a la fiscalía nombres de los empleados de los bancos, entre ellos gerentes, que avalaron los envíos al exterior.

“¿Qué hizo la fiscalía con esos nombres? Nada, hasta ahora nada. Es evidente que no se quiere esclarecer el caso”, enfatizó Kuchenmeister al insistir en sus críticas al Ministerio Público de Ciudad del Este, que tiene a su cargo la investigación del caso.

Imputados y prófugos

El cerebro del esquema, según la fiscalía, es Felipe Ramón Duarte, imputado y prófugo de la justicia, quien se asoció con Tai Wu Tun, exgerente de la casa de cambios Forex de Ciudad del Este, también prófugo.

Los dólares fueron remesados a través de los bancos Sudameris, Regional, Continental y BBVA.

En el caso, incluso, se llegó a pedir dinero a las entidades a cambio de no incluir en la investigación penal a los empleados, según algunas fuentes.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...