Juzgados de Paz están saturados por casos de violencia doméstica

Casos como el de doña Sara Servián, creadora del comedor Mitã Raity, que causó gran indignación a la ciudadanía, es el pan de cada día en los juzgados de Paz de la capital. Las juezas de Paz Zoraida Olguín y Natalia Garcete, de San Roque, y la Catedral 2, respectivamente, coincidieron en afirmar que las denuncias de violencia familiar contra adultos mayores están en aumento.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/KJXHRQM7ERANRK4YJKEPLMTIXI.jpg

Los juzgados de Paz atienden casos de invasión de inmuebles, deudas de menor cuantía, violencia doméstica y permiso del menor, pero de todos ellos la violencia doméstica es el hecho punible que más se registra. Al titular del juzgado de Paz le corresponde disponer las medidas de protección tales como exclusión del hogar, prohibición de acercarse a la víctima, a la casa y incluso de contactar con la misma por cualquier medio de comunicación.

“Hay muchos casos de violencia y están aumentando, en Catedral también tenemos otros juicios, tenemos turnos de una semana. En mi turno anterior, en un sólo día tuvimos más de cinco audiencias por violencia y cada juez entra de turno cada dos meses”, explicó la jueza Garcete, tras comentar que cada turno dura una semana.

La jueza Olguín destacó que la mayor parte de la actividad del juzgado está dedicada a atender a las víctimas de violencia intrafamiliar, con un promedio de cinco audiencias por día y por lo general, en el mismo día se toman las medidas de protección.

“Recibimos denuncias de violencia, pero no solo entre parejas, la violencia esen todas sus formas: hijos contra padres, padres contra hijos; también hay denuncias de violencia entre parejas del mismo sexo, y también contra adultos mayores, que va en aumento”, explicó Olguín.

La jueza Olguín comentó que una vez le tocó atender un caso en que los hijos se “adueñaron” de la casa familiar y prácticamente confinaron al padre y propietario del inmueble a una pieza, de donde ni siquiera podía salir al patio, pues había perros que amenazaban su integridad física.

En este caso, se dictó una medida de exclusión del hogar de los hijos denunciados.

En casos de violencia en pareja, Garcete destacó que por la propia declaración de las víctimas se concluye que aunque la denuncia sea reciente, los hechos de violencia son de antigua data y van aumentando gradualmente, hasta que la víctima recurre a la Justicia cuando ya no “aguanta más”.

“Vienen a la audiencia y te dicen: estoy casada hace diez años y esto empezó hace bastante tiempo. Explican que la violencia no es reciente, sino que se va acumulando durante los años y de repente llega a un punto en que dicen que ya no aguantan más y toman la decisión”, indicó Garcete, tras señalar que muchas veces la denuncia es hecha por familiares, amigos y compañeros de trabajo.

Atención Permanente

La Oficina de Atención Permanente del Poder Judicial, ubicada en la planta baja del Palacio de Justicia, recepciona las denuncias que sobre violencia doméstica son presentadas fuera del horario de atención al público. Es en cumplimiento de una acordada dictada por la Corte Suprema de Justicia en el año 2010, que estableció un sistema de turnos semanales entre los diez juzgados de paz de la capital.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05