La fiscalía consigue prórroga para seguir investigando lavado de dinero

La Cámara otorgó a la fiscalía un año y cinco meses de prórroga para que siga la investigación del lavado de US$ 370 millones durante el 2011. Ya están imputados los vinculados a las empresas ficticias. El Ministerio Público junta evidencias respecto a empleados de los bancos y terceros, dueños del dinero blanqueado.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2001

Cargando...

El Tribunal de Apelaciones conformado por los magistrados Isidro González Sánchez, Guido Melgarejo y Lorenzo Rodríguez, consideró válido el argumento del Ministerio Público para solicitar la prórroga. Ahora, la Fiscalía deberá presentar su escrito conclusivo el 9 de setiembre de 2014.

“Analizando la carpeta fiscal de investigaciones, existen constancias de que el órgano investigador ha realizado los actos necesarios para esclarecer la acusa. Es decir, una investigación seria y debido a la complejidad de los hechos para concluir la investigación, los recurrentes dicen que tienen necesidad de recibir informes ya solicitados a distintas instituciones bancarias e incluso exhortos tramitados, por lo que corresponde hacer lugar a la prórroga extraordinaria”, señaló el tribunal.

La Fiscalía enfatizó ante la Cámara que los bancos Sudameris, Regional, BBVA y Continental no remiten los informes solicitados y que es necesario contar con dichos documentos en la carpeta. Resaltó que el Sudameris es el banco que más se resiste a responder los requerimientos del Ministerio Público.

A través de las entidades citados más arriba, empresas ficticias de Ciudad del Este remesaron los dólares.

Llamativamente, los bancos nunca reportaron las operaciones sospechosas a Seprelad, como exigen las normas antilavado.

Ahora, la Fiscalía buscará determinar la responsabilidad de los directores, gerentes, oficiales de cumplimientos, auditores, etc., de cada una de las entidades.

El Ministerio Público también está detrás de los terceros que usaron a las firmas de portafolio para blanquear su dinero.

Están detenidas Sady Carissimo, presidente de la empresa ficticia Strong, y Nilsa Romero de Duarte, esposa de Felipe Ramón Duarte (prófugo), supuesto creador de las firmas de portafolio. Tai Wu Tungo, gerente de la sucursal de Forex de Ciudad del Este, también está imputado y está prófugo.

El fiscal adjunto Alejo Vera había confirmado en la causa a la fiscala Juliana Giménez, recusada por la defensa de Sady.

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...