Paraguaya habría sido brutalmente asesinada por su marido en España

La Guardia Civil española seguía buscando ayer en el mar el cuerpo de la paraguaya Romina Celeste Núñez Rodríguez (25), desaparecida el 1 de enero en Costa Teguise de la isla canaria de Lanzarote. Su pareja, Raúl Díaz, habría confesado que la asesinó y descuartizó para deshacerse del cadáver en el mar.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/KMYY5IAYHJDJZL5MJ66RPFQ3IU.jpg

La joven víctima, oriunda de la ciudad de Ñemby (Central), se había casado con un ciudadano español de nombre Raúl Díaz en agosto del año pasado.

Ya antes de contraer nupcias Romina Núñez había denunciado a Díaz por maltrato, pero esa situación no pasó a mayores instancias, según publica el medio español Telecinco.es.

El 31 de diciembre de 2018, la pareja mantuvo una fuerte discusión en horas de la mañana, debido a que Romina le pidió 5.000 euros a Raúl para venir a Paraguay y llevarse a su hijo a España. Pero el hombre se negó a darle el dinero.

PUBLICIDAD

Esa misma mañana, la compatriota se comunicó desde su celular con su madre, con quien acordó que la contactaría en los primeros momentos del Año Nuevo para felicitarse, lo cual no ocurrió. El teléfono de Romina se apagó el 1 de enero, fecha desde la que no se la encuentra.

Raúl Díaz denunció la desaparición de su esposa recién ocho días después, por presión de los familiares de la paraguaya, y tras brindar algunas declaraciones ante la Guardia Civil quedó detenido cinco días después de la denuncia, por contradicciones detectadas en su versión.

Finalmente –según la publicación de medios españoles– Díaz habría confesado que asesinó a su esposa ya durante aquella discusión y que después, en su intento de deshacerse del cuerpo, intentó quemarlo. Pero, al no ser consumido en su totalidad, lo descuartizó y recorrió la isla con las partes de Romina en bolsas, que luego arrojó al mar.

En otro momento, Díaz defendió el hecho de que él encontró sin vida a su esposa, tras llegar a su domicilio. Asustado, debido a que se encontraba bajo influencia de sustancias estupefacientes, tomó el cadáver, lo llevó y posteriormente, lo arrojó al mar.

A causa de estas declaraciones, la Guardia Civil dispuso un operativo de búsqueda con helicópteros y buzos por las costas de la isla española. Las labores fueron suspendidas ayer entrada la noche y se retomarían hoy a primera hora.

También hoy se llevará a cabo una verificación del domicilio de la pareja, para intentar hallar algún tipo de evidencia que pueda clarificar la confusa desaparición de la connacional Romina Núñez.

Por su parte, Raúl Díaz, principal sospechoso, desde mañana quedará a disposición de un juzgado especializado en el área de violencia contra la mujer.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD