Polémica en acusación por exhibicionismo

Bruno Almada, quien realizó una performance en la Plaza de Armas de Asunción, está a punto de afrontar juicio oral, ya que la fiscala Carmen Bogado lo acusó por actos exhibicionistas, castigados con un año de cárcel o multa.

En la noche del 17 de mayo de este año, el artista Bruno Almada (26) caminó envuelto en plástico entre el público que asistió al Besatón, una convocatoria de la comunidad LGTBI (lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales).

A medida que avanzaba se iba despojando de ese envoltorio, hasta quedar en short y una camisilla recortada.

Hacia el final, extrajo del short un frasco de purpurina, cuyo contenido esparció. Era parte de una performance titulada “Paraguay no me mates”. Esa noche también había en la plaza niños en situación de indigencia. Por ese motivo, Ricardo González, de la Secretaría de la Niñez y Adolescencia, presentó denuncia ante fiscalía. El juez de la causa es Gustavo Amarilla, y Almada recusó a la fiscala por parcialidad manifiesta.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD