Red desmantelada proveía cocaína al Brasil y algunos países africanos

La red desbaratada durante operativos simultáneos en Ybycuí, Coronel Oviedo y Hernandarias el viernes último remesaba grandes cargas de cocaína al Brasil y Mozambique, África. Cinco miembros de la estructura fueron detenidos con 309 kilos de la droga.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZM4SL4UOLNFZTDLDNSLEGFC7EE.jpg

Cargando...

YBYCUÍ (Aldo Lezcano, corresponsal).Esta organización criminal fue creada a comienzos del 2000 por Víctor Brítez Aranda (43), alias Chápalo, oriundo de Pedro Juan Caballero, junto con un narco sudafricano. Sus primeras actividades consistían en reclutar mulas para enviar cápsulas de cocaína a los países europeos, hasta que fueron detenidos en Ciudad del Este en el 2003, confirmaron fuentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad).

Tras pasar unos años en la penitenciaría regional, Brítez Aranda rearmó su estructura criminal y comenzó a traficar cocaína boliviana a los mercados brasileños y africanos como Mozambique. En el 2008, su hermano César Aparicio Brítez Aranda (41) fue detenido al intentar enviar a dicho país africano 800 kilos de cocaína ocultos en un contenedor repleto de arroz.

Las actividades de Víctor Brítez Aranda eran monitoreadas por los agentes de la Senad, y el viernes pasado fue detenido en su residencia del Paraná Country Club de Hernandarias, desde donde manejaba su negocio. Durante el mismo operativo fueron capturados Julio César Espinoza Duarte (27), alias Cabina, administrador general del negocio y encargado de mantener el contacto con los narcos bolivianos, y Richard Marcel Fernández Báez (30), alias Pastor, responsable de custodiar la “mercancía”. Igualmente, fueron capturados Isidro Alberto Galeano (28) y Elías Fretes Insfrán (39).

Estos se encargaban de recibir y ocultar la droga en el establecimiento ganadero ubicado en localidad de Mbokaja Puku, distrito de Ybycuí, señaló ayer el ministro de la Senad, Luis Rojas. Según los investigadores, esta banda adquirió la hacienda de 300 hectáreas, donde efectuaba engorde intensivo de ganado vacuno para camuflar sus actividades. En el sitio recibían periódicamente importantes cargamentos de cocaína boliviana, que luego eran enviados en doble fondo de vehículos hasta Ciudad del Este. Desde la capital del Alto Paraná remesaban una parte de la droga a ciudades del Brasil, mientras que otra parte de la “mercancía” enviaban supuestamente a Mozambique. Pese a las averiguaciones efectuadas por los agentes, no se pudo detectar la forma en que los narcos enviaban la droga al país africano.

Aparentemente, esta red cuenta con una pista de aterrizaje clandestina en algún punto de Ybycuí, cerca de la estancia, que utilizaban para operar, confirmaron.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...