Vinculan las ejecuciones en Amambay con puja por envío de cocaína al Brasil

La serie de ejecuciones registradas en las últimas semanas en Pedro Juan Caballero están conectadas a una abierta “guerra” entre dos organizaciones criminales que se disputan el control del tráfico de cargamentos de “polvo blanco” hacia el Brasil.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/IOEYSRG2PNBZBKNRYU27RNBSAA.jpg

Una de las estructuras está dirigida por un brasileño de origen árabe, conocido supuestamente con el nombre de Rafad, mientras que la otra es encabezada por Iván Mendes Mesquita, quien recientemente fue liberado en Estados Unidos, luego de ser extraditado desde nuestro país y cumplir una condena por narcotráfico. Así explicaron fuentes antidrogas que investigan a estos grupos.

Mendes Mesquita actualmente está radicado en la ciudad brasileña de Ponta Porá, vecina a Pedro Juan Caballero.

Una de las primeras víctimas de los sicarios este año fue Pedro Pablo Espínola Salinas, un vendedor ambulante de 26 años, cuyo cadáver fue encontrado en medio de un basural del barrio Obrero de la capital del Amambay, después de haber sido acribillado a tiros. Fue el 6 de enero último.

PUBLICIDAD

Un día después, vecinos de la colonia Cerro Corá’i hallaron el cadáver del brasileño Edson Torres Da Silva (27) a la vera de un camino vecinal. Presentaba 14 impactos de bala en el cuerpo y la investigación policial determinó que había conexión con la eliminación de Espínola Salinas.

El 14 de febrero pasado asesinos que iban en una camioneta Chevrolet S-10 eliminaron a tiros en pleno centro de Pedro Juan Caballero a dos exagentes de la Policía Militar Brasileña, identificados como Jorge Luis Ayala y Edson Borda, y diez días después sicarios mataron de 12 tiros al comerciante brasileño Rosivelto Da Silva Batista (24), alias “Gauchinho”. Fue después de que lo sorprendieran en una gomería ubicada en pleno centro de la capital del Amambay.

El 5 de marzo pasado, sicarios eliminaron a tiros al exconvicto Esmeraldo González (52), alias “Pitu”, y nueve días después en Capitán Bado hicieron lo propio con el odontólogo chileno Mauricio Hernán Roussel Fagalde (37) y Adriano Bóveda González (22).

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD