Pintan “como niños”, pero quieren cobrar millones

La empresa LS Servicios sigue realizando arreglos en la desastrosa bicisenda Iturbe para cobrar por la atrasada obra. Las pinturas parecen hechas por niños y la cartelería se ha cambiado por tercera vez.

Las líneas en el asfalto parecen pintadas por niños ya que no son rectas, se salen de la forma y no tienen dimensiones iguales.
Las líneas en el asfalto parecen pintadas por niños ya que no son rectas, se salen de la forma y no tienen dimensiones iguales.

Como “de la manito” tuvo que ayudar la Municipalidad de Asunción a la empresa LS Servicios para que coloque los carteles correspondientes para la bicisenda Iturbe. Es la tercera vez que cambian los mismos, y esta vez técnicos de la Comuna fueron al taller para explicarles cómo hacerlos.

Lilian Sosa, dueña de la empresa que se dedica a la confección de ropa, se embolsará en total G. 1.006 millones por haber hecho la chapucera obra, que presenta un sinfín de desperfectos. Por ejemplo, ahora tiene rayas blancas en el asfalto mal pintadas, como si fueran hechas por niños. No están rectas, unas son más largas que otras y se muestran desaseadas.

Asimismo, la calidad del producto está en duda, ya que las señales en el asfalto que muestran un ciclista en su bicicleta ya empiezan a salir, pese a ser nuevas. A esto se suma la gran cantidad de tachas reflectivas rotas, hundidas o inexistentes.

PUBLICIDAD

La empresa ha incumplido innumerables veces el contrato. El documento se firmó en enero del 2018, con un plazo de dos meses, pero fue terminada en nueve, con excesivas fallas.

La recepción provisoria fue aprobada igualmente por el fiscal municipal de obras Luis Gauto.

La firma nuevamente incumplió el contrato: desde la recepción provisoria, tenía 180 días para llevar a cabo las mejoras. Sin embargo, ese plazo venció hace cinco meses y la obra sigue en pésimas condiciones.

Al ser consultado, el director municipal de Desarrollo Urbano, José Segales, dijo que aún no se ha recepcionado y que se tiene prevista una fiscalización en los siguientes días.

“Seguramente yo voy a acompañar”, comentó.

Tras esta fiscalización, se puede iniciar el trámite para una recepción definitiva, a menos de que se encuentre detalles a arreglar, señaló. Al ser preguntado sobre las tachas, respondió que eso seguramente sería visto en el recorrido. La empresa, que ya no accede a notas, en teoría presenta la obra como terminada.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD