Hasta una década tardaría recuperar ecosistemas dañados por incendios

Los daños en la fauna y flora chaqueña ocasionados por los incendios tardarían hasta 10 años en recuperarse, indicaron expertos ambientales. Los bomberos alertaron de alta posibilidad de nuevos focos esta semana.

LO QUE SE DEBE EVITAR
LO QUE SE DEBE EVITAR

Analistas del Ministerio del Ambiente en la zona de Bahía Negra, encabezados por Darío Mandelburguer (director de biodiversidad de la cartera), para hacer un análisis de los daños, indicaron que existe una gran discusión entre técnicos del Gobierno y organizaciones privadas e internacionales sobre el tiempo de recuperación de la fauna y la flora en los sitios afectados por los incendios. “Preliminarmente se habla de uno a diez años, dependiendo de las especies y los ecosistemas dañados. Indicaron que otro factor de peso son la cantidad de lluvias que se registrarán en los próximos meses. Si las precipitaciones son regulares, la vegetación tiene un renacer más efectivo”, destacó Mandelburguer.

Por su parte, la bombera forestal del Cuerpo de Bomberos Voluntarios del Paraguay (CVBP), Claudelina Ríos, señaló ayer que en los últimos días la cantidad de focos disminuyó por el ingreso de un frente frío con lluvias y vientos del sur. “Este comportamiento del clima aisló al fuego a zonas ya sin vegetación a causa del fuego. Sin embargo, en esta semana que comienza vuelven los calores extremos en las zonas críticas del Chaco, además de la presencia de vientos sel sector norte, que hacen que eventuales focos se expandan”, explicó.

Agregó que los incendios se inician en su mayoría por causas humanas. “Hay personas que prenden el fuego pero se les escapa de las manos y tardan mucho en pedir ayuda y eso hace que la situación se vuelva difícil de controlar. Otros factores son colillas de cigarrillos, fogatas mal apagadas y las botellas que hacen efecto lupa”, dijo Ríos.

PUBLICIDAD

Catástrofe ambiental

Según el reporte de la organización Guyra Paraguay sobre el norte del Chaco, a causa de los fuertes vientos, los incendios que se generaron en áreas protegidas de Bolivia (Ñembi Guasu, en Roboré y toda la Chiquitanía) se expandieron en el territorio paraguayo, afectando al monumento natural Chovoreca y propiedades privadas cuyos dueños se movilizaron para combatir. “Esto se considera una catástrofe ambiental que requiere especial atención, una evaluación detallada y la adopción de medidas que impulsen el proceso de restauración”, dice el informe.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD