Resistencia de funcionarios sigue en Comuna lambareña

Funcionarios siguen ocupando la Comuna lambareña en demanda del cobro de sus salarios y la renuncia del intendente Armando Gómez, investigado por la fiscalía por irregularidades. El jefe comunal también realizó denuncias.

La Junta Municipal de Lambaré sesionó ayer en el polideportivo de la Comuna para solidarizarse con los funcionarios en protesta.
La Junta Municipal de Lambaré sesionó ayer en el polideportivo de la Comuna para solidarizarse con los funcionarios en protesta.Archivo, ABC Color

La ocupación de funcionarios de las oficinas administrativas de la Municipalidad de Lambaré comenzó el martes en horas de la tarde y derivó en la renuncia del administrador Roberto Paredes. El reclamo es el pago de 4 meses de sueldo atrasado, además de la dimisión del intendente.

Por su parte, Gómez contraatacó ayer presentando una denuncia contra personas innominadas por coacción y hurto, señalaron concejales municipales.

Los representantes sindicales señalaron que las medidas de presión seguirán, como ser la ocupación de sectores del edificio comunal. Anunciaron que algunos servicios no se verán afectados como ser las secciones que tienen que ver con el sistema de recaudación.

PUBLICIDAD

Aclararon que los cuadrilleros, encargados de las limpiezas de áreas públicas sí están con brazos caídos. Explicaron que unos 60 obreros, vienen, marcan y se quedan en el palacete comunal, ya que nadie los puede obligar a trabajar, pues hace 4 meses que no reciben su pago.

En la madrugada de ayer unos 50 funcionarios ingresaron al edificio y montaron un improvisado campamento en el tinglado.

Las medidas de fuerza se iniciaron con una manifestación frente a la Municipalidad, en reclamo de los salarios adeudados, además del cobro de beneficios sociales, como seguro médico y el plus por antigüedad, que dejaron de recibir hace 10 meses.

PUBLICIDAD

El pasado 22 de octubre, los concejales de la Junta Municipal de Lambaré resolvieron aprobar el pedido de intervención a la gestión de Armando Gómez, actual intendente de la ciudad. El principal cuestionamiento, además de la falta de pago a funcionarios de la Comuna, es el malgasto de dinero de Fonacide en la merienda escolar y en la adjudicación de obras arbitrariamente por vía de la excepción.

“Varios fiscales están investigando las denuncias de supuestas irregularidades. Esto va en paralelo al pedido de intervención que actualmente está en el Ministerio de Interior y que próximamente pasará a la Cámara de Diputados. Desde la Junta Municipal ya se pidió en carácter resolutivo la renuncia de Gómez porque ya no existe confianza en su gestión”, dijo el titular de la corporación Fernando Báez.

Pendientes de un posible desalojo

Funcionarios de la Comuna lambareña que tomaron sectores del palacete comunal como protesta por falta de pago de salarios fueron advertidos de un posible operativo de desalojo. Señalaron que el intendente Armando Gómez estaría buscando en la Justicia una orden para desalojar a los manifestantes y arrestar a los cabecillas. Esta información no fue confirmada por la comisaría local ni la Fiscalía hasta el cierre de esta página. Los que ocupan el edificio en forma permanente son unas 50 personas, que ya llevaron colchones y provisiones para aguantar varios días. El objetivo de los manifestantes es que el jefe comunal renuncie al cargo para que se pueda dar salida a la crisis municipal.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD