Papa invita a jóvenes a vivir con alegría y generosidad como hizo Chiquitunga

El papa Francisco recordó ayer la beatificación de Chiquitunga durante la oración del Ángelus. Invitó a todos los jóvenes, en especial a los paraguayos, a vivir con generosidad, mansedumbre y alegría, tal y como lo hizo María Felicia de Jesús Sacramentado. Destacó que la beata paraguaya se ocupó de los ancianos, enfermos y encarcelados al pedir seguir su ejemplo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VFP2LVY5UVH4DEHF2HWTLJSCQQ.jpg

El papa Francisco hizo referencia a la beatificación de Chiquitunga ayer en horas de la mañana en la oración del Ángelus desde la Plaza de San Pedro.

“Queridos hermanos y hermanas. Ayer (por el sábado), en Asunción, Paraguay, fue proclamada beata María Felicia de Jesús Sacramentado, en el siglo Guggiari Echeverría, monja de la orden de las Carmelitas Descalzas, llamada por su papá y por el pueblo la ‘Chiquitunga’. Vivió en la primera mitad del siglo XX, ha vivido con entusiasmo la acción católica y se ocupó de los ancianos, enfermos y encarcelados. Esta fecunda experiencia de apostolado sostenida por la eucaristía cotidiana desembocó en su consagración al señor. Murió a la edad de 34 años, aceptando con serenidad su enfermedad. El testimonio de esta joven beata es una invitación a todos los jóvenes, especialmente para todos los paraguayos, a vivir la vida con generosidad, mansedumbre y alegría. Saludamos a la Chiquitunga y a todo el pueblo paraguayo con un aplauso”, indicó el Pontífice.

De esta manera Francisco instó a los jóvenes a imitar a la nueva beata, destacando además la pasión cristiana de María Felicia por los más desprotegidos.

PUBLICIDAD

Durante el proceso de beatificación se tuvieron en cuenta los testimonios de generosidad de Chiquitunga, quien se caracterizó por decir constantemente “todo te ofrezco, Señor” (T2OS).

Ancianos, enfermos, necesitados en general le querían mucho. Tenía esa fama de mujer generosa, disponible, entregada. Todo lo hacía con una sonrisa que perdura en sus retratos, indicaron los promotores de la beatificación.

Actualmente los obispos paraguayos quieren pedir a la Santa Sede que Chiquitunga sea patrona de los jóvenes, como modelo, como ejemplo, como inspiración y ayuda.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD