El presunto cerebro del plan

Luego de la captura del capataz Vicente Ramírez Acosta y de los hermanos José Rosa Vera Medina y Carlos Leonor Vera Medina, en carácter de sospechosos de estar implicados en el asesinato del ganadero Alcibiades Desiderio Ayala Coronel y su familia, la Policía apunta ahora como cabecilla del terrorífico plan a un conocido abigeo chaqueño que ya había sido arrestado el año pasado por robo de animales perpetrado en idénticas circunstancias a esta, pero sin el macabro desenlace fatal.

El frigorífico Athena Foods de la ciudad de Belén, donde fueron encontrados los animales robados.
El frigorífico Athena Foods de la ciudad de Belén, donde fueron encontrados los animales robados.

El presunto ideólogo es Cesareo Antonio Duarte Galeano, de 35 años, quien es arrendatario de una estancia denominada Santa Rosa, que funciona en Margariño, no muy lejos de la estancia Taguató donde ocurrió el cuádruple homicidio.

El hombre sería el que negoció la compra y la venta de los animales de la estancia Taguató, presuntamente al hacerse pasar por un tal Elías, quien según el capataz detenido fue el que echó a rodar el tenebroso plan hace más de un mes.

Documentación legal

PUBLICIDAD

Cesareo fue quien se presentó el viernes último en la oficina central del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) para gestionar el permiso para el tras- lado de 90 animales registrados a su nombre.

Sin embargo, los documentos conseguidos por Cesareo fueron usados en realidad para hacer llegar al frigorífico de Belén (Dpto. de Concepción) las reses robadas de la estancia del Chaco. Se trató de una maniobra con documentación legal, pero de contenido falso.

En total, dos camiones cargados con los animales sustraídos recorrieron 585 kilómetros y pasaron tres controles, el primero en Pozo Colorado, el segundo en la ciudad de Concepción y el último antes de entrar al frigorífico Athena Foods de Belén. El tercer camión habría sido vendido en la frontera con Bolivia.

Los vacunos robados fueron remarcados con el sello habilitado a nombre de Cesáreo. Pero no lo hicieron con hierro caliente, sino con ácido.

Una banda de 10 personas

El jefe del departamento de Homicidios de la Policía, comisario principal Marcelino Espinoza, declaró anoche en Asunción que esta sería una banda conformada por al menos 10 personas, ya que no se explican cómo es que tres camiones llenos de animales robados recorrieran tantos kilómetros sin ser detenidos.

También se indaga a un grupo de productores que trabaja en la compra y venta de animales vacunos, cuyos miembros habrían facilitado la venta del lote en el frigorífico de Belén, práctica que suele ser usada.

Ingresaron con documentos legales

BELÉN, departamento de Concepción (Aldo Rojas Cardozo, corresponsal). Un total de 86 animales vacunos de la estancia Taguató fueron encontrados en el frigorífico “Athena Foods” de esta ciudad.

Las documentaciones presentadas eran originales y estaban a nombre de Cesareo Antonio Duarte Galeano. El lote ingresó al frigorífico utilizando el cupo de entrega de animales de Aureliano Valiente Duarte, un ganadero de la zona de Concepción. Según explicó el fiscal Celso Morales, un hijo de Valiente Duarte fue contactado para el trabajo por Juan Casimiro Galeano Núñez, quien cuenta con orden de captura por un caso de abigeato ocurrido en octubre de 2018 en la zona de Hugua Ñandu, distrito de Paso Barreto.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD