Niño muere en ataque de la mafia en Asunción

Un “secretario” del capo recluido Jarvis Chimenes Pavão fue asesinado ayer en un feroz atentado a tiros ocurrido en Asunción y en el que también murió su pequeño hijo de cinco años. El vehículo acribillado figura a nombre de la empresa Grupo Cristo Rey SA de Pedro Juan Caballero, que ya sufrió otros seis ataques este año. La casa de las víctimas fue allanada hace dos meses en busca de miembros del PCC.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/MSH62TWVA5HJND6ASCZEXZKMQE.jpg

El ataque que conmocionó al país se inició ayer aproximadamente a las 14:30, frente a una casa situada en la calle Teniente Zabala casi Profesor Amarilla, en el barrio Madame Lynch, a tres cuadras de la avenida Aviadores del Chaco y a dos de la avenida Santísima Trinidad.

Las víctimas fatales fueron el pedrojuanino Willian Giménez Bernal, de 28 años, y su hijo Gabriel Giménez González, de solo cinco años. Además, resultó herido de bala Willer Fidelino Lescano Giménes (25), quien sería guardaespaldas del padre e hijo que murieron en el atentado.

El brasileño Heber Luiz de Figueredo Souto (28), también custodio de la vivienda de Giménez Bernal, sobrevivió al ataque ya que salió corriendo cuando se iniciaron los disparos, justo en momentos en que le abría el portón a su patrón. Este quedó detenido.

Willian, su hijo y su guardia llegaban a la casa a bordo de la camioneta Toyota Fortuner gris, chapa BZR 706.

Los sicarios atacaron desde otra camioneta que aparentemente vino de la frontera paraguayo-brasileña.

Willian intentó huir en medio de las ráfagas de fusil, pero fue alcanzado y rematado a pocas cuadras de su hogar, donde también quedó el cuerpo de su pequeño. Su capanga Willer acusó tres balazos y fue llevado al Hospital de Trauma.

El rodado acribillado figura a nombre de la empresa Grupo Cristo Rey SA de Pedro Juan Caballero.

Fue a partir de este último dato que el caso se fue clarificando en el transcurso de las horas.

Resulta que la empresa Cristo Rey SA ya estuvo relacionada a por lo menos otros seis atentados este año (ver infografía de la página 3).

Aparentemente, una facción criminal fronteriza inició una especie de operativo de exterminio de todos los miembros de la citada firma, cuyos directivos son los brasileños Marcel Martins Silva y Juraci Cándido da Silva, que figuran como presidente y vicepresidente, respectivamente. El capital social declarado por la empresa, cuando se formó oficialmente hace un año, fue de 15.000 millones de guaraníes.

De hecho, el titular de Cristo Rey SA, Marcel Martins Silva, fue uno de los blancos de al menos dos atentados sucedidos este año.

Según los datos obtenidos, uno de los emprendimientos de la empresa es la estancia Cristo Rey de la colonia Lorito Picada de Pedro Juan Caballero, donde hace dos meses habían sido detenidos varios miembros del grupo criminal brasileño PCC.

Esa finca pertenecía hasta hace poco al narco más buscado del país, Clemencio “Gringo” González, quien habría sido despojado de la propiedad por una deuda contraída por la pérdida de una carga de cocaína.

Allanamiento, hace 2 meses

La casa donde vivían el ahora asesinado Willian Giménez Bernal y familia, en el barrio Madame Lynch, fue allanada hace dos meses por policías de Investigaciones ante informes de que en el lugar habría armas y drogas y que estaban escondidos miembros del grupo criminal brasileño PCC. 

Una fuente mencionó que el objetivo del procedimiento, que se hizo en secreto, fue el capo Ronaldo Benites (30), alias “Galán”, amigo de Jarvis Chimenes Pavão y supuesto mandante de la muerte de Jorge Rafaat Toumani.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.