El mecanismo de Messer

El prófugo Darío Messer se sirvió del Estado paraguayo para montar su red de lavado de dinero en nuestro país. El “hermano del alma” del expresidente Horacio Cartes usó su cercanía con el poder para ser beneficiado. Personas con cargos clave en el gobierno anterior hicieron la vista gorda frente a su actuar. Ahora, el cartismo intenta frenar investigación parlamentaria del caso.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/RCK2VT4D7ZG4DPA3W7MJ7JPXT4.jpg

El hermano que sabe mucho

Horacio Manuel Cartes Jara reconoció públicamente su cercana amistad con el prófugo Darío Messer, buscado por lavado de dinero en Paraguay y Brasil.

El exmandatario dijo ser “hermano del alma” del doleiro que formó parte del caso Lava Jato en el vecino país. Fue precisamente durante el gobierno de Cartes que Messer afianzó su presencia en el Paraguay.

La mayor parte del dinero de Messer en Paraguay estaba guardada en BASA (Banco Amambay SA), propiedad de Cartes. El Banco Nacional de Fomento (BNF) fue otra entidad utilizada por el doleiro para mover su dinero en territorio paraguayo y ese ente oficial también está bajo responsabilidad del primer mandatario.

La Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad) dependía directamente de la Presidencia de la República. Esta entidad cajoneó durante tres años los reportes de operaciones sospechosas que recibió a nivel local e internacional sobre Messer.

Cartes también tenía potestad directa sobre la Policía Nacional. La fuerza del orden tardó casi 50 horas en realizar los primeros trabajos de búsqueda contra Messer luego de que llegaran las alertas rojas de Interpol.

Hasta el momento, Cartes no figura entre los convocados por la Comisión Bicameral del Congreso que investiga el caso Messer. Sin embargo, el expresidente es uno de los que tienen mucho que contar sobre este asunto.

Asesor ahora intenta trabar

Mientras era asesor jurídico de la Presidencia de la República durante el gobierno de Horacio Cartes, Sergio Godoy hizo también las veces de abogado de Darío Messer.

El hoy senador cartista ayudó al prófugo a tramitar su nacionalización como paraguayo y lo asesoró para la compra de estancias y ganado en territorio nacional.

El número de Godoy aparecía entre los contactos que Messer tenía guardados en la agenda de su teléfono, de acuerdo con datos revelados por los investigadores del caso Lava Jato, el mayor escándalo de corrupción política en Brasil.

Además, documentos entregados por la exsecretaria de Messer a los investigadores brasileños revelaron intercambios de correo electrónico entre Godoy y funcionarios del doleiro.

Días atrás, Godoy no ocultó su intención de frenar la investigación que lleva adelante una comisión bicameral del Congreso para dilucidar la implicancia o complicidad de funcionarios públicos con Messer. El senador cartista adelantó la intención de presentar una acción de inconstitucionalidad. “Estoy justamente viendo la medida para accionar porque esa comisión, tal cual como está, es ilegal e inconstitucional y no puede seguir funcionando”, declaró durante la última sesión ordinaria del Senado.

Precisamente, Godoy es uno de los funcionarios públicos que todavía deben responder sobre su gestión a favor de Messer.

Cajoneó expedientes

Óscar Boidanich cajoneó durante casi tres años los reportes de operaciones sospechosas que recibió la Seprelad sobre Darío Messer durante el gobierno de Horacio Cartes.

La institución fue alertada sobre los movimientos del doleiro ya en 2015, pero nunca informó a la Fiscalía sino hasta abril pasado, tras publicaciones del diario ABC Color. Boidanich respondía directamente al presidente Horacio Cartes e incumplió con sus obligaciones como titular de la Seprelad de forma reiterada, favoreciendo a Messer.

Con comitiva oficial

Como ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite llevó a Darío Messer a varias reuniones con inversionistas extranjeros, particularmente israelíes.

El oviedista devenido en cartista fue uno de los principales promotores del proyecto de hotel casino en Ciudad del Este con el que se pretendía despojar al Estado paraguayo de valiosas tierras públicas para beneficiar a “inversores” entre los que figuraban el hoy prófugo Messer, el israelí Simón Falic y varios amigos del expresidente Horacio Cartes.

Juntos para despojo

Otro senador cartista que fue muy cercano a Darío Messer es Javier Zacarías Irún, investigado por supuesto lavado de dinero y enriquecimiento ilícito junto a su esposa, la intendenta de Ciudad del Este, Sandra Mc Leod.

Mientras era asesor de Horacio Cartes en la Presidencia de la República, el político esteño fue clave para impulsar el proyecto de construcción de un hotel casino en la zona primaria del puerto de la capital del Alto Paraná. Aparece en varias fotos de reuniones junto a los “socios” del proyecto que pretendía despojar estratégicas tierras públicas al Estado paraguayo y beneficiar así a amigos del expresidente Cartes.

Ciego, sordo y mudo

Santiago Peña, exministro de Hacienda y excandidato a la Presidencia de la República por el cartismo, también ocupó cargos clave durante los años en los que Darío Messer comenzó a operar en Paraguay.

Peña intentó desmarcarse de los errores cometidos por los sistemas de control para detectar los movimientos del doleiro en Paraguay, diciendo que como ministro de Hacienda no tenía potestad para ello. Fue durante su administración que Darío Messer terminó adquiriendo bonos del Estado paraguayo. Si bien dice no defender al prófugo, se pasó la última semana intentando justificar lo ocurrido.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.