Periodista, obligado a andar con guardia por amenaza de político

El ministro del Interior, Rafael Filizzola, prometió ayer designar a  policías de la Agrupación de Seguridad de Asunción para custodiar al corresponsal de ABC Color  en Curuguaty, Pablo Medina, y su familia. El comunicador  fue amenazado el miércoles pasado por el intendentable colorado de Ypehû, Vilmar "Neneco" Acosta Marqués, vinculado con el tráfico de drogas.

El corresponsal de ABC Color Pablo Medina fue amenazado el miércoles último por el político colorado "Neneco" Acosta Marqués, quien es hermano del supuesto narco capturado recientemente en Brasil, Wilson Acosta Marqués.  

Vilmar Acosta llamó al periodista desde el celular (0983) 811038, a las 11:09 del miércoles, y le advirtió de que no  permitirá a nadie que ensucie su nombre.   

Fue en alusión a publicaciones que vinculan al político con poderosos capos como Fernandinho Beira Mar y Líder Cabral.   

"Cuidate para escribir, en tu valle todos te conocen y no te vas a liberar de nada", advirtió el intendentable a nuestro compañero.   

Vilmar "Neneco" Acosta Marqués y su hermano Wilson están sindicados como líderes de una organización supuestamente dedicada al tráfico de drogas en la zona de Ypehû.   

Los principales rivales de estos últimos son los hermanos Marcial e Ismael Giménez Suárez.   

Justamente, en el marco de la disputa por el mercado de la droga, unos matones al servicio de los hermanos Giménez Suáres asesinaron el pasado 12 de octubre a Víctor y Elio Acosta Marqués, ambos, a su vez, hermanos menores de "Neneco" y Wilson Acosta Marqués.   

Como represalia, los seguidores de los Acosta Marqués quemaron una vivienda de su principal rival, para demostrar su poderío en la frontera.

El periodista Pablo Medina justamente publicaba el desarrollo de la disputa por el control del tráfico de drogas en Canindeyú, por lo que fue amenazado por el supuesto narco, quien es nada menos que candidato a intendente de una de las ciudades más importantes del departamento.

A raíz del suceso, el ministro del Interior, Rafael Filizzola, dispuso que agentes de la Agrupación de Seguridad custodien a Pablo Medina y su familia.

El departamento de Canindeyú es uno de los mercados preferidos de los narcotraficantes, debido a su ubicación fronteriza y al nulo control que ejerce la Policía. La zona es una importante ruta de tránsito de los marihuaneros, por lo que constantemente se producen pujas entre bandas rivales que pretenden dominar el territorio.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD