Primera dama no tiene injerencia en la empresa de su familia, aseguran

Jorge López Moreira, hermano de la primera dama Silvana, aseguró ayer que la misma ya no forma parte del directorio de Nevado SA y que por ello no hay impedimentos para contratar con el Estado. Desde la llegada de Mario Abdo Benítez a la Presidencia, la firma recibió contratos por casi G. 300 millones.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/KHSTITOEIFEA3FTQF4S5FJCT2Y.jpg

Jorge Santiago López Moreira aclaró ayer a la mañana a Radio ABC Cardinal 730 AM que Silvana López Moreira de Abdo Benítez es accionista de la empresa familiar Nevado SA y en junio pasado renunció al directorio. Durante la actual gestión del presidente de la República Mario Abdo Benítez, la firma vinculada a la familia de su esposa fue adjudicada con contratos con entes públicos por G. 364 millones.

López Moreira señaló de forma insistente que la ahora primera dama ya no tiene algún tipo de injerencia en las decisiones de la firma de su familia. También es propietaria otra hermana, Sophia María Margarita López Moreira Bo. La empresa se dedica a la producción y venta de hielo y agua. “Según nosotros manejamos, si no está dentro del directorio, no habría ningún impedimento (para contratar con el Estado)”, afirmó.

Cinco de 18 

Explicó que participaron en 18 licitaciones y solo ganaron en cinco. De acuerdo a datos de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas, entre noviembre y enero últimos, la firma de la primera dama fue contratada por la Policía Nacional por G. 93 millones, por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) por G. 120 millones, Ministerio de Defensa Nacional con G. 10.433.000, la Cámara de Diputados con G. 34 millones y el Gabinete Civil de la Presidencia, oficina directamente dependiente de la Presidencia, por valor de G. 100 millones.

Abdo no influye, dicen 

Durante la campaña proselitista, Abdo había prometido de forma insistente que sus empresas no tendrían contratos con el Estado y que tampoco haría nada para beneficiar a amigos. López Moreira sostuvo que su cuñado no tiene ninguna participación en Nevado SA. De los cinco contratos, tres se otorgaron por contratación directa. El empresario sostuvo que una contratación directa no significa que no haya licitación sino que solo es un proceso más rápido. Uno de los contratos otorgados de forma directa a la firma de la familia de la primera dama surgió desde una dependencia de la Presidencia de la República.

Antes de que Abdo Benítez sea presidente, Nevado solo fue adjudicada con una licitación, en 2016 con la ANDE, según Contrataciones Públicas. El empresario aclaró que el monto en realidad fue de G. 7.650.000 y no de G. 76 millones. Dijo que no contrataban con el Estado porque recién ahora empiezan a embotellar agua y a tratar de abarcar también el sector público. 

Hay un gris jurídico

La Constitución Nacional establece que los dueños de empresas proveedoras del Estado no pueden ser siquiera candidatos a la Presidencia de la República. Las leyes de la función pública y de Contrataciones establecen que los funcionarios públicos no pueden ser proveedores. El caso de la Primera Dama de la Nación representa un gris jurídico, debido a que no es mencionada. Sin embargo, se trata de la esposa del primer mandatario y de un despacho de la Presidencia.