Descifrando a Dalí

Con un lenguaje críptico y muy simbólico, se presentan por primera vez en nuestro país dos series de grabados poco conocidos del afamado artista catalán Salvador Dalí, considerado uno de los más grandes maestros de la pintura española del siglo XX y uno de los padres del movimiento surrealista.

Descifrando a Dalí
Descifrando a Dalívirgilio vera

Un total de 37 grabados elaborados por el artista Salvador Dalí entre 1970 y 1971, que comprenden sus colecciones Las cenas de Gala y Los sueños caprichosos de Pantagruel podrán ser apreciados por primera vez por el público paraguayo. “Corresponden a la última etapa de Dalí, en la que ya era un artista muy reconocido y había triunfado en Estados Unidos. Estamos ante un Dalí con una libertad creativa muy grande”, comenta Fernando Fajardo, director del Centro Cultural Juan de Salazar, que, junto con la Fundación Universitaria Iberoamericana (Funiber) Paraguay, presentan en nuestro país la exposición Salvador Dalí: Las cenas de Gala y Los sueños caprichosos de Pantagruel.

Estas dos series de grabados del afamado artista catalán, considerado uno de los más grandes maestros de la pintura española del siglo XX y uno de los padres del movimiento surrealista son poco conocidas.

La particularidad de esta muestra es que las dos series tienen la gastronomía como motivo, pero abordada desde distintos puntos de vista. Por una parte, está esa admiración que el artista tenía por el lujo, la sofisticación, lo aristocrático, que se reflejan en Las cenas de Gala, en esa anfibología de una cena especial y como un homenaje a su propia mujer, Gala. “Esto incluso llegó a constituirse en una performance que es uno de los videos que reflejamos en la exposición y todo se origina en la estrecha relación que tenía Dalí con el restaurante más famoso y vanguardista del mundo de esa época, el Maxim’s de París”, explica.

A Dalí le presentaron el menú de una gran cena que había tenido lugar en Persépolis, la antigua capital de Persia, como conmemoración de los 2.500 años de la fundación del Imperio persa por Ciro el Grande. Este gran acontecimiento organizado por el Sha de Irán Mohamed Reza Pahlevi y su esposa, la emperatriz Farah Diva, en 1971, reunió a los personajes más importantes del mundo (jefes de Estado, casas reales, etc.) y fue elaborado por Maxim’s. Dalí, al leer el menú, lo asoció con el nombre de Gala, su mujer. Así fue que se le ocurrió que el título del libro de cocina sería Las cenas de Gala.

PUBLICIDAD

En este caso, Las cenas de Gala es una colección de doce grabados en la que el artista desarrolla, mediante un sistema similar al fotomontaje, imágenes de gran fantasía e imaginación a partir de los platos diseñados con los cocineros de Maxim’s.

Pantagruel

En la serie de 25 litografías de Los sueños caprichosos de Pantagruel, la reflexión es mucho más simbólica. De la edición ilustrada por el francés François Despréz, editada por el librero y bibliófilo también francés Richard Bretón, en 1565, Les Songes Drolatiques de Pantagruel, con 120 ilustraciones, Dalí toma 25.

El artista busca desarrollar una especie de “deformación o exaltación” de las obras originales a las que se refiere, que tienen que ver con un clásico de la literatura francesa escrita por Rabelais, en la que se describía la metamorfosis que sufrieron diversos personajes tras la ingesta de unos nísperos gigantes. “Aquí entramos en la parte del surrealismo y simbolismo sexual, La interpretación de los sueños, de Sigmund Freud, que es una de las obras que más influyeron en Breton y todo el movimiento surrealista, especialmente en Dalí”, detalla Fajardo.

PUBLICIDAD

“El artista catalán hace también una reflexión de la metamorfosis. Sus figuras son parecidas a las de El Bosco. Toda esta galería de personajes fantásticos es lo que vemos en esta serie. Son seres que salen de esta imaginación tan volcánica, potente, de Dalí, con una clara alusión a los órganos sexuales y su relación con la reproducción, incluso llegan a personificarse, lo que nos conduce a hacer una interpretación sobre su sexualidad y muchos contemporáneos han intentado explicar a Dalí y su relación con Gala, García Lorca, incluso la ruptura con su propio padre”, refiere.

Dalí utiliza el método paranoico crítico para su creación. Son reflexiones sobre el poder, lo social y que se ven en sus obras ridiculizados, con reacciones primarias llevados a la personificación de los animales o cosificación de las personas, de allí las diferentes personalidades, polaridades. Aunque la comida sea el tema que está detrás, en una como homenaje y, en la otra, como parodia, es lo que une estas dos series.

“Dalí no solo era un gran dibujante, como vemos en estas obras, sino también le gustaba jugar con las ilusiones ópticas, esculturas e instalaciones. Le gustaba experimentar la mezcla de la fotografía, con la escultura, el grabado. Y esa fusión de técnicas se ve en el montaje de Las cenas de Gala. Aunque también el hecho de hacer muchas obras implica su deseo de ganar dinero”.

[el dato]

La muestra se compone de 37 grabados de los cuales 25 corresponden a Los sueños caprichosos de Pantagruel y 12 a Las cenas de Gala.

Para conocer más

La exposición es una oportunidad para conocer de cerca la obra del gran artista catalán. La muestra que está recorriendo varios países de la región permanecerá en Asunción hasta el sábado 29 de febrero y puede ser visitada de lunes a viernes, de 15:00 a 21:00, y los sábados, de 15:00 a 18:00, con acceso gratuito.

mpalacios@abc.com.py

Fotos: ABC Color/Virgilio Vera.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD