Érase una vez... Yaguarazapá o Puerto Candelón

En el sureño departamento de Itapúa se levanta hoy pujante la ciudad que lleva el nombre de un héroe del 70, Capitán Meza. Originalmente el paraje se denominaba Yaguarazapá y luego Puerto Candelón. El fundador fue un colono alemán que tomó por esposa a una aché guayakí de la aldea. La historiadora de la comunidad Luisa Dallmann rescata el pasado de este legendario lugar.

La joven Laura Casco en el puente colgante de Capitán Meza Puerto
La joven Laura Casco en el puente colgante de Capitán Meza PuertoJuan Augusto Roa, ABC Color

Era un antiguo puerto rollero a orillas del caudaloso río Paraná ubicado a 110 km de Encarnación. Un sitio de ensoñación, hoy asiento de una ciudad moderna y dinámica. Para que sus orígenes no se pierdan en el tiempo, la historiadora Luisa Dallmann desde hace varios años recoge testimonios y vivencias de su pueblo natal, ahora editados en pequeños materiales de lectura.

El resultado de su trabajo es utilizado como fuente de consulta en las escuelas del pueblo y en algunos actos conmemorativos de la historia del novel distrito, aunque la historia del paraje más bien se remonta a más de un siglo atrás, con la llegada de los primeros colonos de origen alemán, atraídos por el fundador de la colonia, el etnólogo y etnógrafo Friedrich Christian Mayntzhusen (Hamburgo, 1873 - Paraguay, 1949).

Capitán Meza Puerto antiguamente fue el centro principal del distrito. Concentraba toda la actividad económica, muy ligada a la frontera con la Argentina, pero con los años y tras la construcción de la actual ruta que cruza el noreste del departamento de Itapúa como una columna vertebral, paulatinamente la población fue emigrando y concentrándose en un nuevo núcleo urbano, emplazado a unos 16 kilómetros al oeste del lugar original donde tuvo lugar la fundación como colonia sobre el antiguo Puerto Candelón en 1907.

Un almacén de ramos generales

Dallmann es nieta de uno de los primeros inmigrantes que crearon la colonia, en la primera década del siglo XX. Doña Luisa heredó el negocio familiar, un almacén de ramos generales, que hoy día es el último de su tipo que todavía se mantiene activo en Capitán Meza Puerto.

Además de conservar el almacén como su medio de vida, doña Luisa Dallmann es una tenaz investigadora de la historia de su pueblo. Muchos de sus materiales fueron impresos a modo de folletines distribuidos por todas las escuelas de la zona, aunque nunca pudo presentar todo ese trabajo intelectual concentrado en un libro. Sin embargo, no descarta esta posibilidad.

También es una celosa custodio de uno de los patrimonios históricos más valiosos de la comunidad, la tumba donde descansan los restos del fundador de la colonia, fallecido en 1949, el de su esposa, Emma Buyagi, una india aché guayaki, y ahora el de la única hija de ambos, Sylvia Mayntzhusen, fallecida en 2018.

El punto donde se encuentran las lápidas es una pequeña plaza, ubicada sobre un camino vecinal que conecta el centro urbano del puerto con la zona rural. “Yo me encargo de realizar la limpieza cada tanto, porque es un sitio que lastimosamente está olvidado por las autoridades comunales, y no faltan algunos desubicados que se sientan en las cercanías a tomar cerveza y dejan tiradas sus latitas”, reclama la ilustre ciudadana.

Antiguo puerto comercial

Un encarnaceno que vivió desde niño en el puerto de Capitán Meza, Roque Medina (72), recuerda la época de esplendor de lo que fue el lugar, medio siglo atrás. “Vine de Encarnación cuando tenía 12 años, me trajeron una tía y una madrina que vinieron a afincarse aquí. Con ellos me crie porque quedé huérfano de padre y madre cuando tenía apenas dos años”, recuerda.

Por aquella época el puerto tenía un gran movimiento, había mucha gente y gran cantidad de viviendas. La principal actividad era el comercio con la Argentina, se traía harina y se vendían productos de granja. El puerto en la vecina orilla se conoce como Puerto Oasis, y queda unos dos a tres kilómetros aguas abajo de Puerto Capitán Meza.

Esa época de esplendor terminó cuando el pueblo comenzó a desplazarse hacia Capitán Meza Km 16, alrededor de la ruta denominada Proyecto 1418, que conecta con la ruta nacional PY06, y recorre todos los municipios ubicados a lo largo del río Paraná. “Hoy ya queda poca gente, nada que ver con lo que era antes”, afirma este antiguo morador.

El intendente de Capitán Meza, Germán Solinger, destaca que el distrito avanzó considerablemente en infraestructura vial para mejorar el desempeño del sector agrícola, mejoras en cuanto a locales escolares y consolidación de las condiciones laborales de los funcionarios de blanco, integrados al Ministerio de Salud, a los que mencionó como los ejes para potenciar el desarrollo de la comunidad.

Festejo en pandemia

Con un sencillo acto recordatorio frente al busto del Capitán Pedro Ignacio Meza la municipalidad local celebró el pasado miércoles 23 de junio el 66° aniversario de de su declaración como distrito, en 1955.

Cuenta con una población aproximada de 14.000 habitantes distribuidos en una superficie territorial de 440 Km2. Su economía se sustenta en la agricultura, cuyos principales rubros de renta son la soja y el trigo; la ganadería, producción hortigranjera, comercio y turismo.

El municipio limita con Pirapó (al sur), Edelira (al noreste), Tomás Romero Pereira (al norte) y, al sureste, el río Paraná lo separa de la provincia de Misiones (Argentina). Desde Encarnación se llega por la ruta nacional PY06 hasta el Km 75, donde empalma con la ruta PY07 en la localidad de Santa Clara.

Es también conocida como la Madre de Distritos en el nordeste de Itapúa y está integrada al circuito turístico Ka’a rapé o Ruta de la Yerba Mate.

Los orígenes

Capitán Meza fue fundada como colonia por el antropólogo alemán Friedrich Christian Mayntzhusen, en 1907. Este había llegado a la zona con el propósito de estudiar la vida de las comunidades autóctonas del lugar. En ese sitio existía una aldea aché guayaki, con la que convivió y terminó casándose con la nativa Emma Buyagi, con quien tuvo una hija, Sylvia, fallecida en el 2018 a los 96 años de edad sin haber dejado descendencia.

Los restos mortales de los tres descansan en una tumba, como ya mencionamos, en la quietud del parque en el centro de Capitán Meza Puerto, antiguamente Puerto Candelón, que dataría de 1888.

Pero inicialmente el paraje era conocido como Yaguarazapá, por el nombre de un arroyo que existe en el lugar y desemboca en el río Paraná.

En 1955, el 23 de junio, fue elevada a la categoría de distrito, con el nombre de Capitán Meza. La nominación fue establecida en honor a un héroe de la Guerra contra la Triple Alianza, Pedro Ignacio Meza (1813-1865), quien comandó la flota que tuvo destacada actuación en la Campaña del Matto Grosso, en 1864.

jaroa@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.