Langos, pan frito de Hungría

Fue casi por azar que Balázs (Blas) Palkovics y Judit Sebo vinieron a radicarse en Paraguay luego de años de migrar. Hoy ya están creciendo en su objetivo de mostrar un plato de su país, Hungría, y el mismo parece tener mucha aceptación.

Langos, pan frito de Hungría.
Langos, pan frito de Hungría.Arcenio Acuña Rojas

Quien sea un visitante asiduo de la feria de la Red Agroecológica de los sábados en la Plaza Italia ya los habrá visto; Balázs (Blas) Palkovics y Judit Sebo son una pareja de húngaros que se dedican a preparar el plato típico por excelencia de su país. Se trata de un pan frito llamado langos, y ha tenido desde el comienzo un rotundo éxito entre los curiosos paraguayos que preguntan qué es, lo prueban y quedan encantados.

Hace aproximadamente nueve meses que vinieron al Paraguay y confiesan que todos les preguntan extrañados por qué vinieron a instalarse aquí. Cuentan que ya llevaban años con la idea de migrar rondándoles la cabeza hasta que, cuando parecía que ya estaba todo listo para venir a Sudamérica, pero al Uruguay, llegó la pandemia del covid-19 y lo cambió todo.

Quedaron varados con las maletas prácticamente listas, pero no dejaron de ver la forma de lograr cumplir su anhelo, y gracias a amigos húngaros que tienen viviendo en Paraguay, se convencieron de que este es un buen lugar para vivir. Cuando las fronteras se fueron abriendo, embarcaron sin pensarlo más y hoy están muy contentos de que así haya sido.

En un todavía escaso español, la pareja se comunica siempre con alegría. Comentan que siempre van variando los sabores de su producto estrella: el langos, una especie de pan frito que, una vez terminado, lleva crema ácida típica de Hungría, mucho queso, o bien cebollas moradas, carne, etc. El relleno ya es a elección. También uno con ajo se ha vuelto muy popular en los últimos meses.

Sobre esta delicia culinaria de su país, dicen que es de lo más tradicional, y no hay una persona en el país europeo que no lo conozca o lo coma con frecuencia. Es muy común para llevar a picnics, días de campo, o comer en ferias. “Es muy bueno para acompañar con cerveza”, afirman.

Aseguran que es una comida muy simple de hacer, pero se vieron en figurillas cuando intentaron hacerla en Paraguay apenas instalados. Elementos como el tipo de harina o el clima del lugar influyen mucho en la preparación del alimento, y sus primeros intentos por cocinar algo tan sencillo no les deparó más que complicaciones. Pero la pareja no se dio por vencida y ambos se dedicaron a estudiar el producto por meses, cambiando harinas, tipos de agua, etc., hasta que por fin consiguieron el langos que querían. Y desde que se decidieron a venderlo, no hubo una sola persona que no haya admirado lo rico que es.

Hoy sus planes incluyen tener algunos carritos de venta de langos, bajo el nombre de Langopy, pero por el momento seguirán los sábados de 9:00 a 14:00 en la feria.

Se puede preparar langos de muchas maneras, explican, pero acuerdan mostrar hoy la vía más simple. “Si tienen harina de excelente calidad, como alguna harina centroeuropea, solo van a necesitar sal, agua y un poco de levadura para añadir a la harina”, comenta, y detalla que, para quienes trabajen con masa fermentada no será necesario añadir la levadura. Esta es la receta más simple que recomienda para hacer en el Paraguay.

Más info:

Instagram: @langopy_gastro @laredagroecologicapy

Cómo hacer langos

Langos

  • Receta: húngara
  • Para: Para 8-10 porciones

Ingredientes

  • 1 kilogramo de harina 000 de buena calidad
  • Levadura (fresca o seca)
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharada de sal
  • 500 mililitros de agua tibia

Elaboración paso a paso

  1. Añadir una cucharadita de azúcar y la levadura a un tercio del agua. Cuando la levadura se active, verter esto en un bol, agregar el resto del agua y la sal, y por último la harina.
  2. Amasar bien la mezcla. Este es un trabajo duro, pero necesario.
  3. Tomar de 20 a 25 piezas de la masa y hacer pequeñas bolitas con ella.
  4. Dejar reposar de 3 minutos a 1 hora y 30 minutos, dependiendo de la temperatura. Es muy importante tapar las bolitas para que la masa no se seque.
  5. Cuando la masa crezca, dar forma de pizzeta a cada porción hasta lograr un tamaño de 20-25 centímetros trabajando con la mano. Se debe trabajar con aceite de girasol en las manos para evitar que la masa se pegotee.
  6. Sumergir las piezas de a una en aceite de girasol a 170-190 °C. Freír cada lado por aproximadamente dos minutos y el langosestará listo.
  7. Algunas personas acostumbran agregar puré de papas a la masa, así como también yogur o huevos. Una vez listo el langos, añadir preferentemente tejfol (crema ácida) y mucho queso.
Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.