Amazona en potencia

Valeria Jiménez es una joven amazona que goza de una gran experiencia y un futuro alentador. Despidió un año exitoso al coronarse como campeona nacional y se prepara con miras a más competencias en este nuevo año. La especialista en saltos sueña con ser olímpica.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/YLGH27UJK5HU7AN5XD4OR5FCZQ.jpg

Montó a caballo desde que tenía cuatro años en el campo que sus padres poseían. Siempre sintió atracción, así que cuando sus piernas todavía no abarcaban la montura, ella ya estaba dando muestras de su pasión y habilidad e iba remontando poco a poco. “Desde chiquita, cuando íbamos al campo, siempre me atrajeron los caballos y montaba siempre que podía”, cuenta durante la entrevista realizada en el Club Hípico Paraguayo, en una calurosa tarde.

Ese sentimiento pronto la llevó al Jockey Club y al lugar en el que hoy nos habla para recibir clases, y así, con disciplina y dedicación, se convirtió en una gran amazona. “Entré a competir desde muy temprano y fui desarrollando una pasión inquebrantable hacia los caballos, que no solo te llevan a ganar medallas, sino también a forjar un carácter altruista”, admite Valeria.

Con los años sumó triunfos. Despidió al 2018 con varios galardones, como las clasificaciones obtenidas en Florida, Estados Unidos, o la medalla de bronce ganada en los Juegos Odesur en Cochabamba, Bolivia; sin contar con las varias clasificaciones logradas en concursos llevados a cabo en la Argentina. Tuvo, además, una notoria participación en el clasificatorio para los juegos Panamericanos en el Haras el Capricho y, lo mejor, ostenta el título de campeona nacional en salto, y lo logró montada en el caballo de nombre Archie, al que define como muy tranquilo en la pista, muy concentrado en el trabajo, hasta frío. Pero fuera de pista, al ser un padrillo, es un “showcero”, supercariñoso, se pone de manos, puro espectáculo. 

¿Qué le deja todo esto? Una satisfacción inmensa, como era de esperarse, y ganas de superar más retos. Su buen nivel junto con las experiencias adquiridas en las pistas le convertirán, sin duda, en una brillante amazona para las más altas competiciones.

La disciplina en saltos es lo suyo. “El salto es muy divertido y emocionante, favorece el equilibrio y la compenetración con tu caballo”, confiesa.

Con los caballos Wonderful o Archie forma buenos binomios. “Cuando hay entendimiento, claro, todo resulta fácil En un binomio caballo-amazona lo importante es la compatibilidad, la afinidad. Es necesario tener buen equilibrio y un poco de audacia. Tiene que existir una alta compenetración entre ambos, hasta conseguir un binomio perfecto. Si eso es posible, juntos podemos lograr grandes notas”.

Valeria añade que el caballo tiene su propia personalidad. “Hay que entenderle a él y que él le entienda a una, entenderse es fundamental para que cada uno sepa las necesidades de uno y otro, en todo momento. Cada día y cada competición es diferente, y claro que no todo es siempre como uno espera. Hay días en que el caballo no responde como lo deseado. Cada día y cada competencia es diferente”.

Dice, también, que es una disciplina muy exigente. “Hay que entrenar duro y trabajar todos los días. El caballo de salto debe prepararse tanto en pista como sobre el obstáculo”. 

¿Qué es el salto? Es una disciplina dentro de la equitación que consiste en un acontecimiento sincronizado juzgado en la capacidad del caballo y el jinete/amazona de saltar sobre una serie de obstáculos, en un orden dado. Esta disciplina es una de las más populares de los deportes ecuestres y la más practicada actualmente, además es la más moderna que viene a convertir al deporte clásico de la equitación en un deporte espectáculo.

La amazona sueña con ser olímpica y que el Paraguay pueda ser reconocido en el mundo gracias a este deporte. “Es una disciplina no solo para la alta competición, sino también para el cuerpo y la mente. Se desarrolla el equilibrio, la paciencia, el orden, la concentración y persistencia. Es una de las disciplinas más completas”, afirma.

Mira el 2019 con optimismo. “Siempre es un nuevo comienzo. Por ahora, me concentro en las competencias nacionales, estoy con mi familia, mis amigas, lo normal, practicando mucho. El tiempo dirá cómo se irá desarrollando este nuevo año. Por de pronto, tengo las ganas puestas en seguir conquistando medallas y continuar entrenando para ello”.

De ser así, con seguridad, seguirá emocionado al público gracias a su deportiva excepcional.

Personal

-Nombre de pila: Val, Vale, Valery.

-Comida preferida: hay una guerra sobre cuál puede ser mi comida favorita, pero estoy entre la pizza de pepperoni, los ravioles o el strogonoff (risas).

-Un color: todos los azules, verdes y naranjas.

-Otro animal, además del caballo: los perros, toda la vida.

-Otro deporte: el básquet, aunque sea demasiado enana.

-Un destino favorito: Buenos Aires, donde están todos mis amigos o Brasil, por la playa.

-Grupo de música favorita: depende del día, pero siempre fiel a Sam Smith.

ndure@abc.com.py 

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.