Ovo, universo natural

A puro color, alegría y sonidos regionales; inocencia, destreza y diversidades naturales. El Cirque du Soleil vuelve al Paraguay con un espectáculo para los sentidos y toda la familia.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/AUH3VHAPLNGD3EQAY6S622D3HI.jpg

Nada fue igual para los paraguayos amantes del circo desde aquel invierno del 2017, cuando la icónica compañía canadiense Cirque du Soleil (Circo del Sol, en castellano) se instalaba en Asunción para su debut guaraní. Era Amaluna, por entonces, la gran sorpresa que deslumbraba en nuestra capital, con el montaje de una inédita carpa en el Puerto de Asunción.

La respuesta fue unánime: unos 50.000 paraguayos nos rendimos a los encantos de aquella puesta, que nos contaba la historia de un joven (Romeo) que llegaba a una isla y conquistaba el corazón de Miranda.

En el 2018, la apuesta fue alta: desembarcar en el Jockey Club de Asunción con el espectáculo que rendía tributo a la vida y obra de un inmortal del rock en castellano: el inolvidable Gustavo Cerati y su legado principal, la banda Soda Stereo, que conformara junto con Héctor “Zeta” Bosio y Charly Alberti.

Sép7imo día generó emociones supremas en aquellos que crecieron –y hasta nacieron– coreando himnos del rock argentino como Prófugos, Persiana americana, En la ciudad de la furia y, por supuesto, De música ligera.

PUBLICIDAD

¿Qué les espera, en esta nueva temporada, a los miles de paraguayos eclipsados con el refinamiento, talento y destreza de la aplaudida compañía internacional?

Desde Montreal

Ovo. Así de simple y complejo es el nombre que da vida al espectáculo estrenado hace ya casi 10 años en Montreal, Canadá. Con un colorido fascinante y mucha, mucha fantasía, el espectáculo nos invita a un ecosistema en el que solo reina la magia.

“Ovo es un ecosistema rebosante de vida. Los insectos trabajan, juegan, pelean y buscan el amor en un derroche continuo de energía y movimiento”, reza la definición emitida por la firma. “Su hogar es un mundo de biodiversidad, hermosura, acción bulliciosa y momentos de tranquila emoción. Los insectos quedan anonadados y sienten una curiosidad intensa cuando aparece entre ellos un huevo misterioso, que representa el enigma y los ciclos de sus vidas”.

PUBLICIDAD

Cincuenta artistas especializados en actos acrobáticos, provenientes de 14 países, forman parte de este show creado por la brasileña Deborah Colker. ¿De qué va, en detalles, esta puesta tan particular?

De eso hablamos con Patrick Flynn, vocero oficial del Cirque, durante su más reciente visita al Paraguay. “Es una propuesta diferente: volvemos a un show clásico del Cirque du Soleil, al estilo de Amaluna, Alegría... Es puro circo. Una producción del Cirque du Soleil para ‘su’ público”, asegura.

“Esta vez entramos a un mundo de los insectos y vemos, por medio de un microscopio, una comunidad de mariquitas, grillos, moscas, y todo tipo de insectos que conviven y tienen su pequeña vida. De repente llega alguien de afuera que no es de la comunidad”, adelanta el promotor. “Llega con un huevo enorme en la espalda y este nuevo personaje crea un trastorno. ¡Es un desconocido! No saben qué hacer con él... Él conoce a una mariquita y nace una pequeña historia de amor entre ellos. Poco a poco, el extranjero es aceptado por la comunidad”.

-¿Cómo analiza este regreso al mercado paraguayo?

-El Paraguay ya se está estableciendo como un mercado muy sólido para el Cirque du Soleil. Que sea el tercer año (consecutivo) es una cosa muy positiva para nosotros y, también, para los paraguayos, que puedan seguir contando con la presencia del Cirque acá. Esta vez llegamos a la Arena de la Secretaría Nacional de Deportes, que es hermosa, tanto en su interior como exterior. El entorno es fantástico, es muy lindo para presentar este show.

-¿Cuál es la principal diferencia entre Ovo y lo visto anteriormente aquí?

-Una gran diferencia es que Amaluna era un espectáculo muy teatral, en el que se explotaban temáticas del teatro clásico. Aquí entramos al circo-“circo”. La historia es muy sencilla, pero con altísimo nivel; números muy arriesgados que dejan al público sin respiro. Son números inéditos que no se hacen en ningún otro lado. Es un show para no perderse, como todos los del Cirque, que se distinguen uno del otro.

-Este, entonces, enfatiza en la técnica circense...

-Lo lindo es que cómo la creadora es brasileña y tiene el sabor a América Latina. La música incluye ritmos de Sudamérica: bossa nova y sambas, que vibran distinto para la gente de acá. Todo el espectáculo tiene esa sencillez, esa belleza brasileña y colorido. No hay payasos, pero sí personajes cómicos y eso trae un elemento diferente. Los insectos están caracterizados, casi como los dibujos animados. ¡Es como entrar a un mundo animado!

Una mirada a la diversidad

El ingreso de un ser externo a la pequeña comunidad y su posterior proceso de inclusión a esta supone, sin duda alguna, una alusión a la diversidad e integración, tan vigentes y necesarios en nuestros tiempos.

“Se habla de la diversidad e integración, pero desde un lugar muy inocente, muy sencillo”, subraya Flynn. “De hecho, he quitado muchas conclusiones sobre lo que pasa en toda Latinoamérica con la llegada de los hermanos venezolanos que tienen que salir de su país y buscan refugio... ¡Me maravillo de cuán bien acogidos están! En Europa no veo eso, sino la resistencia e intolerancia. Acá no; hay una cosa muy diferente”, se sorprende. “Creo que cuando fue creado Ovo, en el 2009, esos temas no eran tan importantes, pero hoy en día sí”.

El equipo creativo detrás de Ovo está integrado por los guías artísticos Guy Laliberté y Gilles Ste-Croix; la escritora, directora y coreógrafa Deborah Colker (primera directora femenina en el Cirque du Soleil); la directora creativa Chantal Tremblay, el set y accesorios de Gringo Cardia, la diseñadora de vestuario Liz Vandal, la compositora y directora musical Berna Ceppas, el diseñador de iluminación Éric Champoux, el diseñador de sonido Jonathan Deans, el diseñador de equipos de acrobacia y aparejos Fred Gérard, el diseñador de rendimiento acrobático Philippe Aubertin y la diseñadora de maquillaje Julie Bégin.

Con alcance global

A casi 10 años de su estreno (el 23 de abril de 2009, en Montreal), Ovo recorrió con éxito distintos puntos de América del Norte, Europa, Asia, Oceanía y hasta algunos rincones de África. Solamente en su gira más reciente –entre el 2017 y 2018– el espectáculo deslumbró a ciudades como Londres, Moscú, Dublín, Lisboa, Murcia, Río de Janeiro y Brasilia.

Su conexión brasileña seguirá expandiéndose con presentaciones en Brasilia y San Pablo, hasta su desembarco en Asunción, previsto para el 31 de mayo próximo y hasta el 8 de junio.

“Si quieren compartir un momento de alegría en familia, o ir con su pareja y pasar una noche romántica, o con un grupo de amigos, este es el show adecuado. Es el evento del año”, remarca Flynn, antes de aclarar que no existen posibilidades de agregar nuevas funciones debido a que ya tienen comprometidas fechas para el resto de su recorrido: Buenos Aires (15 de junio), Montevideo (4 de julio), Córdoba (18 de julio) y Santiago de Chile (23 de agosto).

A ritmo de samba y bossa

La delicia musical de Ovo queda registrada en su álbum homónimo, publicado en el 2009 y disponible en Spotify, bajo la firma del Cirque du Soleil. El material incluye 16 canciones, entre ellas Brisa do Mar, Carimbo de Creatura, Sexy Web, Super Hero y Banquete. La banda sonora del espectáculo incorpora, además, sonidos de insectos reales, lo cual le brinda la textura indicada a la producción musical.

Una apuesta soñada

Una vez más, el Banco Atlas lleva adelante la misión de acercar al Cirque du Soleil a los paraguayos. Con la producción de la argentina Five Pro Events, la firma bancaria asume el compromiso de montar semejante despliegue para los potables 35.000 espectadores que podrán disfrutar de Ovo en nuestro país.

“Desde el Banco Atlas estamos supercontentos de poder traer nuevamente al Cirque du Soleil, que está abocado a todo lo que es la familia”, menciona Cinzia Rosini, gerenta de marketing de la firma.

A través de las tarjetas de crédito del banco, los usuarios pueden financiar su pago hasta en seis cuotas sin intereses. Los boletos, igualmente, se encuentran a la venta desde la Red UTS, con precios diferenciados según las funciones. Para las de martes a jueves, a las 20:00, las entradas cuestan G. 265.000 (Plata), G. 430.000 (Oro), G. 595.000 (Platino), G. 795.000 (Diamante) y G. 925.000 (VIP).

Mientras que para las funciones de los viernes, a las 20:00, y los sábados y domingos, a las 16:00 y 20:00, las entradas tienen un valor de G. 290.000 (Plata), G. 475.000 (Oro), G. 655.000 (Platino), G. 875.000 (Diamante) y G. 1.020.000 (VIP).

¡Las sorpresas de Ovo!*

• Sorprendentes hormigas. • Algunas personas juegan con su comida. • ¡Las hormigas rojas y brillantes de la puesta hacen malabares con ella! • Pulgas flexibles. • Lanzan sus coloridos cuerpos al aire y, al caer, crean formas increíbles. • Ecosistema colorido. • Ovo es una precipitada incursión a un ecosistema colorido rebosante de vida. • Arañas de seda Cuelgan de un solo hilo mientras tejen su maravillosa telaraña. • Grillos locos. • ¿A quién no le gustaría escalar una pared?

*Fuente: Cirque du Soleil.

Sepa más Ovo, del Cirque du Soleil Once únicas funciones, desde el viernes 31 de mayo al sábado 8 de junio. Funciones de martes a viernes, a las 20:00; los sábados y domingos, a las 16:00 y 20:00. Entradas a la venta en el Banco Atlas y la Red UTS.

jorge.coronel@abc.com.py • Fotos Gentileza.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD