Casonas coloniales, un rico patrimonio

Las casonas de estilo colonial y las calles del casco histórico se mezclan con lo moderno en Itauguá. Por otro lado, en el Museo San Rafael se pueden apreciar objetos e imágenes de santos del siglos pasados.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/7XMV6AUQNJCVRASE6RW3JJ4DNI.jpg

La Municipalidad de Itauguá logró rescatar las casas coloniales ubicadas en el casco histórico del distrito, mediante un proyecto para mantener el circuito histórico de la localidad. Varias de las casonas corrían el riesgo de ser demolidas para reemplazarlas por edificios modernos.

Las señoriales casonas fueron construidas en la época del dictador perpetuo del Paraguay, doctor José Gaspar Rodríguez de Francia. Solo algunas contaban con techo de material cocido y la mayoría estaba cubierto con paja.

Las características de estas construcciones es que son casas integradas, con un largo corredor y galerías externas. Fueron erigidas en torno al templo parroquial que contaba con un gran predio, donde actualmente se encuentra la concurrida plaza de la parroquia Virgen del Rosario.

PUBLICIDAD

Otros datos indican que estas casas de estilo colonial fueron modificadas durante la presidencia de Don Carlos Antonio López.

Museo “San Rafael” 

En una de las casonas funciona desde 1964 el Museo de Arte Sacro “San Rafael”. Su nombre es en honor a la figura de santo más antigua del templo de Itauguá, que data del año 1600.

La estructura original de las instalaciones se consiguió conservar hasta el año 2000. Según afirman los pobladores de la zona, luego la casona tuvo varias modificaciones.

El museo se encuentra abierto al público los lunes desde 07:30 hasta 11:30, mientras de martes a sábados de 8:00 a 11:30 y a partir de las 14:00 hasta las 17:00.

Para preservar los objetos

El Museo de Arte Sacro San Rafael fue fundado por el doctor Mariano Celso Pedrozo, quien preocupado por los despojos de las imágenes religiosas y utensilios de la época colonial por extranjeros, comenzó a coleccionarlos desde 1962 y fue formando un museo.

Es uno de los únicos del país que conserva imágenes sacras de la época colonial, utensilios y armas de la Guerra del 70, tejidos de ñandutí en hilos de oro, entre otros. Cuenta con ocho salas que se encuentran organizadas según el valor de los objetos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD