Trabajo familiar para la venta de chipás

Chipería Kali tiene 55 años de trayectoria en la elaboración y venta de sus exquisitos chipás. El local se ubica en el Mercado 4, sobre la avenida Rodríguez de Francia casi Otazú. A partir de las 4:00 de la mañana, sus puertas ya están abiertas para la venta a mayoristas y minoristas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/OKOMNXGWTZFYTPSCODELTDNZXA.jpg

Las hermanas Ángela y Antonia Olmedo, en el año 1963, dieron inicio a esta empresa a través de las elaboraciones de chipás. A tempranas horas, desde la ciudad de Capiatá, se trasladaban a Sajonia para vender sus productos en el estadio Defensores del Chaco. 

Posteriormente, abrieron su propio local, al que llamaron Chipería Kali, en la zona del Mercado 4.

Hoy día, cuidan con ahínco esta tradición las cinco hermanas Cuquejo: Edith, Elizabeth, Gloria, Rosmary y Antonieta. Ellas distribuyen sus tareas cuidando cada detalle, desde la atención al cliente hasta la supervisión de calidad de las elaboraciones. A las 4:00 de la mañana, ya ofrecen sus deliciosos chipás hasta las 18:00, aproximadamente.

PUBLICIDAD

Sus producciones incluyen, además de los chipás tradicionales, también el llamado media luna, argolla, chipá trenzado, palomitas, yacaré, chipá so’o, chipa guasu y sopa paraguaya. Las ricas elaboraciones de la chipería Kali se destacan porque se hornean en el tradicional tatakua.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD