Estamos dejando morir a las mipymes en el Paraguay

Dejemos de hacer declaraciones que al final caen en el vacío y se traducen en una realidad lacerante que afecta a más del 80% de micro y pequeñas empresas y a más del 70% de la mano de obra del país, todo esto, sin mencionar a las medianas empresas, que de por sí también están seriamente afectadas.

El covid-19 no solo es una pandemia que enferma y mata personas, también hace lo mismo con las mipymes.
El covid-19 no solo es una pandemia que enferma y mata personas, también hace lo mismo con las mipymes.Archivo, ABC Color

El covid-19 no solo es una pandemia que enferma y mata a seres humanos, lastimosamente también lo hace a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), las cuales conforman más del 95% de la economía del país.

El Paraguay ha tomado medidas como la cuarentena, a fin de forzar el aislamiento social como prevención a la propagación del covid-19, pero ello, tuvo sus graves consecuencias en las empresas, las cuales debieron cerrar sus puertas por dos o más meses, y algunas definitivamente.

La falta de liquidez en las compañías debido a la nula o poca comercialización de los servicios y productos, no solo influye en la empresa como tal sino también en todos los que dependen de ella, emprendedores/propietarios de mipymes, que ven sus proyectos acabar y disminuir considerablemente sus ingresos, proveedores que pierden clientes y trabajadores que quedan sin trabajo, los cuales representan más del 80% de la mano de obra del país, impactando de forma inmensa a la sociedad.

Más del 70% de las micro y pequeñas empresas se encuentran lideradas por mujeres cabeza de hogar, quienes han creado estos emprendimientos como sueño de superación, los cuales en la actualidad se encuentran en riesgo de fracasar, en caso de no conseguir medidas públicas emitidas por el Estado que las puedan impulsar a superar esta etapa y poder seguir no solo sobrellevando la situación sino que creciendo y aportando formalmente a la economía del país.

No es posible que las mipymes puedan superar este proceso sin el apoyo financiero del Estado, que incluso se encuentra estipulado en la Ley N° 4457/16, específicamente en sus artículos 34, 35 y 36 del Capítulo V, del “Apoyo Financiero”, en los cuales se declara de interés público la actividad de crédito a favor de las mipymes en todo el país, asegura que podrán acceder a créditos que contemplen plazos prolongados de amortización, períodos de gracia, tasas de interés competitivas y otras condiciones especiales, y cita el apoyo al fomento de la comercialización en los mercados nacionales, regionales y mundiales.

Asimismo expresa que el Ministerio de Industria y Comercio, será el órgano encargado de articular mecanismos alternativos de financiamiento para las mismas, estimulando la creación de sociedades de garantías recíprocas, promoviendo políticas para diseñar sistemas operativos de constitución de fideicomisos, entre otros.

A la fecha, más del 70% de las mipymes se encuentra con deudas crediticias, de servicios públicos, laborales, de alquiler, pago a proveedores, entre otros, y a más de ello, con la imposibilidad de acceder a créditos por no cumplir con los altos requisitos solicitados por las entidades bancarias, quedando así sin posibilidades de oxígeno a su situación.

El Fondo de la Garantía del Paraguay (Fogapy) y los fideicomisos son propuestas considerables, pero en esta situación son prácticamente inalcanzables, miles de carpetas de solicitudes se encuentran en las entidades bancarias en espera de una respuesta, y otras miles fueron rechazadas.

Las mismas no han recibido subsidios por parte del Estado, a pesar de constituir más del 95% de la economía del país, no se ha facilitado el acceso a créditos, y las asistencias mencionadas en la Ley de emergencia terminan ahora en el mes de junio, y la pregunta es ¿cómo comenzar a pagar las deudas atrasadas/acumuladas sin liquidez?

Nos encontramos en fase 2, muchas mipymes no han podido reabrir sus puertas o lo han hecho con más gastos y deudas que ingresos, entonces ¿cómo podemos pretender que las mismas aguanten?

No siendo esto suficiente se ha postergado por segunda vez el tratamiento de la Ley para ampliar la cobertura y el fondeo de Fogapy siendo la misma más que nunca imprescindible, las mipymes necesitan el apoyo del Estado, precisan formar parte del grupo privilegiado con el apoyo público cuyo compromiso es velar, defender, apoyar, promover y fomentar la creación, sostenibilidad y crecimiento de las mismas.

La situación de las mipymes no está mejorando sino empeorando, y es necesario que seamos conscientes de ello para empezar a cambiar esta realidad y evitar que más de ellas cierren sus puertas de forma definitiva.

Líderes

Más del 70% de mipymes es liderada por mujeres cabeza de hogar, quienes han creado estos emprendimientos como sueño de superación.

Deudas

70% de mipymes están con deudas crediticias de servicios públicos, laborales, alquiler, pago a proveedores, y con imposibilidad de acceder a créditos.

(*) Abogada laboralista

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD