Creatividad en tiempos de pandemia

Durante los duros momentos vividos a raíz del coronavirus, muchas personas encuentran en el arte una forma de expresar sus frustraciones, miedos o, simplemente, pueden hacer una reflexión sobre el cambio que a todos nos toca vivir.

Creatividad en tiempos de pandemia
Creatividad en tiempos de pandemiaArchivo, ABC Color

Una de las actividades más divertidas fueron los desafíos propuestos por diferentes museos a través de sus redes sociales. La consigna fue elegir una obra del acervo de dicho museo o galería y recrearla en casa con objetos cotidianos que uno tenga cerca, tomar una foto y subirla a las redes. La creatividad se notó por doquier.

Algunos artistas encontraron inspiración en esta crisis y se empezaron a ver obras relacionadas a la pandemia; ya sea con los barbijos como protagonistas, o bien el distanciamiento social, y hasta homenajes al personal sanitario.

Uno de los problemas experimentados por muchos fue la falta de elementos. ¿Cómo conseguir más pinturas, hilos o lienzos si todo está cerrado? Pues bien, ante la falta de elementos es que la mente creativa hace lo suyo y convierte objetos de uso diario en potentes materiales de arte. No hace falta contar con una caja de 100 colores diferentes de lápices de colores, marcadores o crayones; cuando se quiere crear se puede recurrir a un montón de alternativas. Una opción son las pinturas caseras.

Materiales

PUBLICIDAD

n 1 taza de harina de trigo

n colorante comestible

n 3 tazas de agua

Procedimiento

PUBLICIDAD

1. Disuelve la harina en un poco de agua fría.

2. Por otro lado, hierve las tres tazas de agua, retira el recipiente del fuego y luego añade la harina previamente diluida.

3. Vuelve a poner el recipiente al fuego por un minuto más.

4. Mientras, prepara varios potes de vidrio. Estos deben estar bien limpios y secos.

5. Retira la mezcla del fuego y vierte la misma en pequeñas dosis en cada frasco para lograr varios colores.

6. Añade colorante en cada recipiente y mezcla. Deja enfriar y luego utiliza sobre papel o cartón. (Una variante, en vez de utilizar colorante usar pigmentos naturales como la cúrcuma para obtener amarillo, jugo de remolacha para un magenta oscuro, café para obtener marrón, entre otros).

Esta mezcla no es tóxica, la pueden usar hasta los niños más pequeños, inclusive como pintura para usar con los deditos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD