La inferencia textual

Inferimos cuando somos capaces de sacar conclusiones a partir de datos que se presentan de manera explícita o implícita en un texto. Es decir, cuando podemos relacionar lo que no está escrito con las claves que aparecen en los textos y captar una ambigüedad o un doble sentido.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/J2P7PQBJSNAAHPUHLYQWTGRVFU.jpg

Algunas habilidades que necesitamos desarrollar para lograrlo son:

.Sintetizar un texto. Usar palabras propias para resumir ideas.

.Jerarquizar las ideas principales y secundarias.

PUBLICIDAD

.Reconocer informaciones implícitas.

.Reconocer quejas o posturas que no están explícitamente escritas.

1. Actividad de prelectura

¿Escuchaste hablar de la cantidad de gente que fue a Limpio en enero y febrero para ver la planta de yacaré yrupé?

¿Qué sabés de la planta?

2. Lectura 

Lee con atención ambos textos para realizar los ejercicios.

Texto 1 

8 DE ENERO DE 2018

VISITANTES INCONSCIENTES LLEVAN PLANTAS A SUS CASAS Y DESTRUYEN ESPECTÁCULO NATURAL

Yacaré yrupé atrae en Piquete Cué

Por Marta Escurra

Un inusual espectáculo natural de yacaré yrupé, lirio del agua (Victoria regia), atrajo a cientos de visitantes a Piquete Cué. Pero gente inconsciente depredó el lugar, llevándose las plantas a su casa.

En la Estación Santa Librada de Piquete Cué (Limpio) todo era una fiesta cuando cientos de visitantes de nuestro país y extranjeros llegaron ayer en masa para avistar el espectáculo natural que ofrecía la aparición de la planta acuática conocida como yacaré yrupé (Victoria regia o lirio de agua).

Los canoeros de la zona, unos diez aproximadamente, se vieron rebasados ante tal cantidad de pasajeros. La travesía desde la orilla hasta el lugar del avistamiento de las gigantescas hojas circulares costaba G. 10 000 por persona.

El sitio en el que aflora es en la desembocadura del río Salado y el río Paraguay, y abarca un área de aproximadamente dos hectáreas. La faena comenzó a tempranas horas de ayer cuando se viralizaron las primeras fotos del fenómeno que, aunque sucede todos los años, cada tres o cuatro asombra por la cantidad en la que aparecen estas plantas acuáticas a las que le atribuyen propiedades medicinales. «Se utiliza para tratar problemas respiratorios, catarro y asma. Se hace un preparado con miel de abeja», dice Javier Torres, presidente del Paseo de los Yuyos.

Sin embargo, la jornada se vio enturbiada cuando los visitantes en masa comenzaron a arrancar estos vegetales y como una marabunta enfilaban hacia sus casas con ejemplares de esta planta. «Es una lástima que no respeten la ecología, el entorno y a los pobladores», dijo una lugareña que no quiso identificarse.

mescurra@abc.com.py

Recuperado: 25/03/2018 de http://www.abc.com.py/edicion-impresa/interior/yacare-yrup-atrae-en-piquete-cue-1664802.html

Texto 2 

LEYENDA DEL YRUPÉ

Jasy Rata (estrella) había nacido con un pequeño mal incurable: amaba los astros.

Desde pequeña quería la Luna y vivía para ella. Cuando esta no aparecía en el cielo, Jasy lloraba insomne las noches enteras. Y cuando el pálido satélite surcaba raudo la inmensidad cubierta de estrellas, la enamorada se vestía con las mejores galas y pasaba la noche entera en celeste idilio con el astro. Entonces era hermosísima y la Luna le daba a su rostro un halo sobrenatural.

Así, los dos enfermos se amaron mucho tiempo. Hasta que un día, Jasy, desesperada de vivir tan lejos de su celestial amante, decidió ir en su busca. Subió a uno de los árboles más altos y desde él tendió los brazos para que el astro la recogiera. Pero fue inútil. Entonces bajó y trepó a la cima más alta de la montaña, y allí esperó el paso de la Luna, pero también fue en vano. Descorazonada y vencida, volvió al valle y allí caminó por largo tiempo. Sus pies, desgarrados por las piedras y las espinas, manaban abundante sangre.

En su marcha llegó a un lago de aguas límpidas, se miró en ellas y vio su imagen reflejada al lado de la Luna. ¡Era el milagro! Sin vacilar, se arrojó a sus brazos, pero la imagen se desvaneció y las aguas se cerraron sobre ella, cubriendo para siempre su imposible sueño.

Tupã, compadecido de aquel gran amor, la transformó en yrupé con hojas de forma de un disco lunar y que mira hacia lo alto en procura de su amado ideal. De noche, cierra sus pétalos cubriendo las manchas de sangre de sus heridas, pero cuando la Luna aparece, las abre, y todavía platica con ella.

https://dgaleanolivera.wordpress.com/yrupe/

 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD