En el 2014, la Justicia y Fiscalía se aplazaron, según abogados

El Poder Judicial y el Ministerio Público se aplazaron en el 2014 porque no cumplieron su rol y porque también se apartaron de su compromiso de brindar un servicio bueno como lo exigen las leyes vigentes, coincidieron en señalar abogados referentes locales. Los profesionales del derecho entienden que la morosidad judicial existente en la propia cúpula de la administración de justicia constituye un suficiente motivo para enjuiciar y destituir a los miembros del alto tribunal. La ineficiencia es lo que más critican en la Justicia y la Fiscalía, al igual que la corrupción.

/pf/resources/images/abc-placeholder.png?d=2003

Cargando...

“Se desentendieron de compromisos”

“La Corte Suprema de Justicia se aplazó en el 2014, porque no cumplió su rol y ofreció a la ciudadanía una imagen de absoluto desinterés e indiferencia hacia el reclamo generalizado de mejorar el servicio de justicia. Es por esa razón que hoy se pide su destitución por vía del juicio político”, sostuvo el abogado Mario Aníbal Elizeche Baudo, líder de la tercera fuerza política del gremio que abogados, que en las últimas elecciones para integrar el Consejo de la Magistratura se enfrentó a poderosas estructuras judiciales y políticas. El profesional entendió que, así como están las cosas, existen motivos y causales suficientes como para que los nueve ministros de la Corte Suprema sean cambiados porque son responsables de una alta y escandalosa morosidad judicial.

“La Corte Suprema ha abandonado su rol porque se desentendió de sus compromisos con la ciudadanía y con el foro de abogados”, afirmó, y advirtió que la morosidad judicial es el más terrible mal que afecta a cúpula judicial, la peor corrupción que tiene la justicia.

Los profesionales del derecho “estamos recibiendo de la Corte Suprema un servicio y un trato permanente de intolerable mala calidad”, enfatizó, e indicó que los miembros de la máxima instancia judicial “se pierden en cuestiones estériles en un edificio que se viene abajo”. A causa de esa inoperancia de la cúpula judicial, “se desarrolla una actividad laboral agraviante y vejatoria que no se compadece con todo el dinero que recibe anualmente”, añadió

“Se olvidan de que el abogado no tiene un seguro médico, de que el abogado no tiene la posibilidad de jubilarse, de que realiza una autogestión para construir su propia vida y de la su familia, y ofrecen un edificio que ni siquiera cuenta con aire acondicionado, con una cafetería, en donde los ascensores funcionan en forma lamentable; y todas estas cosas hacen de que el servicio que ofrecen sea mediocre y mala calidad.

Sostuvo, sin embargo, que pese a todo, “algunos jueces y algunos Tribunales de Apelación hacen todo el esfuerzo posible para hacer bien las cosas”. Afirmó que debe tenerse en cuenta que “el magistrado no tiene horario, tiene plazos que cumplir debiendo pronunciarse a través de su sentencia, en un tiempo mínimamente tolerable”. Elizeche Baudo sostuvo que en el Poder Judicial “hay un porcentaje interesante de magistrados que tratan y se esfuerzan en cumplir su rol, pero hay otros a quienes poco o nada les importa ese compromiso.

Asimismo, también criticó el trabajo del Ministerio Público, que como representante de la sociedad tiene un rol fundamental, ya que es el órgano acusador ante el Poder Judicial.

La fiscalía dejó muchos casos impunes, y eso es lo que más cuestionan los abogados.

eruizdiaz@abc.com.py

Enlance copiado
Content ...
Cargando...Cargando ...