¿Otra condena?

El famoso criminal Pablo Goncálvez, considerado el primer asesino serial de Uruguay, podría recibir una sentencia de cinco años de cárcel aquí en Paraguay, donde cayó en posesión de un arma de fuego y de una porción de cocaína. Al parecer, la Fiscalía paraguaya va a aplicar la máxima rigurosidad con el extranjero.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/5LEKBZS36BADJJRKP4GK73IX34.jpg

Pablo José Goncálvez Gallarreta, de 47 años de edad, nació en España, donde su padre era diplomático, pero regresó con su familia a Uruguay cuando tenía nueve años.

El hispano-uruguayo fue arrestado por la Policía paraguaya en la madrugada del 7 de junio pasado en la ciudad de Salto del Guairá, capital del departamento de Canindeyú, en la frontera con Brasil y a 415 kilómetros de Asunción.

El famoso criminal se paseaba en plena madrugada a bordo de una imponente motocicleta tipo ninja de 600 cc, lo que precisamente levantó sospechas y motivó una revisión.

Cuando los uniformados se acercaron, el exconvicto extranjero intentó escapar, pero tras una breve persecución fue alcanzado y dominado, aunque en el informe policial figura que opuso mucha resistencia al arresto.

En su poder, los intervinientes hallaron una pistola con 21 proyectiles y nueve gramos de cocaína.

Pasó desapercibido 

Hasta ese momento, la detención de Goncálvez parecía ser simplemente uno de los tantos casos ya detectados en Paraguay de extranjeros residentes en la frontera que casi como una norma siempre andan armados y con drogas.

Recién cuando trascendió el pasado criminal del detenido, la Fiscalía tomó especial énfasis en el hecho.

Goncálvez pasó encerrado una semana en la comisaría y después fue remitido a la cárcel de Coronel Oviedo, ciudad capital del departamento de Caaguazú, situada a 315 kilómetros de Salto del Guairá y a 130 kilómetros de Asunción.

Pablo Goncálvez fue imputado por posesión sin autorización de estupefacientes y drogas peligrosas y por transgresión a la ley de armas. El fiscal que actualmente lleva la causa es Carlos Almada.

El representante del Ministerio Público explicó que dicha cantidad de droga ya no puede ser considerada simplemente para consumo. También dijo que con los elementos que tienen, van a buscar conseguir una condena de por lo menos cinco años. Asimismo, descartó una posible expulsión del país de Goncálvez, quien aparentemente ya no tiene cuentas pendientes con la justicia uruguaya.

En caso de que el delincuente internacional sea condenado en Paraguay, sería una situación un tanto atípica, ya que no hay muchos precedentes de personas castigadas con tanta rigurosidad por trasgredir la ley de armas o por tener un “toco” de droga.

Sus nefastos antecedentes serían ahora el principal enemigo del asesino serial y el motivo fundamental por el cual la justicia paraguaya no piensa desentenderse del asunto.

Su historial criminal

Pablo Goncálvez es considerado el primer asesino serial en la historia de Uruguay. Pese a ser miembro de una familia acomodada, cuando joven adquirió una fascinación por los asesinatos. 

Tres de los homicidios por los que le inculparon fueron cometidos en un breve periodo del año 1992, como la estrangulación hasta la muerte a 3 mujeres, aparentemente por simple placer. Como “firma”, Goncálvez dejaba su corbata correctamente colocada por el cuello de sus víctimas.

ileguizamon@abc.com.py