Infecciones por neumococo

Las infecciones por neumococo se pueden complicar y poner en riesgo a los bebés. Los casos son frecuentes durante el invierno.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/A62UPW2MGZEAPCYI7MEWYLUVA4.jpg

Las vacunas previenen las infecciones por neumococo. Por ello, los pediatras recomiendan que todos los niños reciban esta inmunización.

El doctor Héctor Castro, pediatra infectólogo, cuenta que el neumococo es una bacteria que puede producir infecciones graves. “Existen más de 90 variedades (serotipos) de neumococo, de los que solo algunos producen infecciones en los seres humanos. Los más vulnerables son los niños pequeños por debajo de los cinco años; en particular, los menores de dos años. También afecta a personas mayores, sobre todo a partir de los 65 años o con enfermedades que predisponen a las infecciones”, señala.

Por su parte, el doctor Javier Bareiro Argüello, pediatra neumólogo, afirma que el neumococo es el germen bacteriano más frecuente que produce neumonías en niños, luego de los virus. En la era prevacunal, la incidencia por este germen era alta; sin embargo, en el año 2000 su incidencia como agente causal ha disminuido en casi un 50%. La dificultad en establecer la etiología en neumonías y las discrepancias en la interpretación radiológica complica las evaluaciones del real impacto de la vacuna de esta enfermedad en niños.

PUBLICIDAD

El doctor Bareiro Argüello destaca que “existen factores de riesgo conocidos en niños: asistencia a guarderías, infecciones de oído así como del tractorrespiratorio superior recurrentes, es decir, más de tres episodios en seis meses y hospitalizaciones por infecciones respiratorias”, dice.

El doctor Castro subraya que el nombre de esta bacteria proviene de su capacidad para producir neumonía, infección en el pulmón, la primera causa de neumonía bacteriana.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la neumonía es la patología asociada a los neumococos con mayor índice de mortalidad infantil y estima que es responsable directo de la muerte de unos dos millones de niños al año en el mundo. Esta cifra es muy superior a las muertes infantiles que provoca el sida, la malaria y el sarampión juntos”.

“También causa meningitis, una infección grave e incluso mortal, de las meninges o cubiertas que rodean al cerebro. Es más frecuente en niños pequeños, y puede dejar secuelas. También provoca bacteriemia, infección generalizada de la sangre y que da lugar a fiebre elevada y formas graves de esta afección. Además produce otras infecciones no tan graves, pero más frecuentes, como sinusitis y otitis. El neumococo es la segunda causa de otitis bacteriana en la infancia”, informa.

El doctor Bareiro señala que “las manifestaciones varían según la edad del niño, precedidas de una infección respiratoria viral, resfrío. Suele comenzar con fiebre súbita elevada, tos persistente, dolor torácico en niños mayores, dificultad respiratoria progresiva, náuseas y vómitos, y dolor abdominal si no es diagnosticada”.

Finalmente, puede complicarse con derrames pleurales, abscesos pulmonares, necrosis, que implica más días de tratamiento e incluso ingreso a cuidados intensivos. Se recomienda consultar al pediatra.

Inmunización eficiente

El doctor Bareiro Argüello menciona que “la vacuna contra el neumococo –contenida en la pentavalente– se aplica en el muslo a los dos, cuatro y seis meses de vida. El refuerzo se hace a los 18 meses, después entre los cuatro y seis años se indica un refuerzo de la vacuna antineumocócica en el brazo. La vacuna es gratuita en los centros de salud”.

Más adelante, el pediatra agrega que “una buena noticia para los padres es que la vacuna hoy es eficaz contra 13 serotipos distintos”.

El doctor Castro apunta que “hay muchos tipos de enfermedades neumocócicas, y los síntomas dependen de la parte del cuerpo infectada. La neumonía neumocócica (infección de los pulmones) es la forma grave más común y causa los siguientes síntomas: fiebre y escalofríos, tos, respiración rápida o dificultad para respirar y dolor de pecho”.

El doctor Bareiro Argüello señala que el tratamiento de una neumonía, depende de esquemas de antibióticos, susceptibilidad del germen y otros parámetros. Existen medidas sencillas que son útiles para evitar el contagio de un paciente a otro, como lavado de manos con agua y jabón por el término de 20 segundos, toser utilizando el codo o uso de tapabocas.

El doctor Castro señala que la inmunización protege a su hijo y entorno de las enfermedades neumocócicas, infecciones potencialmente graves que dejan secuelas e incluso son mortales.

darzamendia@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD