“Fast Color”: una película de superpoderes distinta

Más drama humano con un toque de ciencia ficción que una película tradicional de superhéroes, “Fast Color” se distingue con una premisa interesante y excelentes actuaciones.

Gugu Mbatha-Raw protagoniza "Fast Color".
Gugu Mbatha-Raw protagoniza "Fast Color".Jacob Yakob

Fast Color es cine de “superhéroes” pasado por el filtro de un drama independiente, probablemente el género que es más precisamente el opuesto polar de las grandes superproducciones de DC o Marvel, y aunque tampoco se trata de algo que no se ha hecho jamás, se distingue de otros proyectos “indie” que tocan tramas inspiradas por cómics al ser una historia centrada más en sus personajes que en la historia, y en la que los elementos de ciencia ficción están totalmente al servicio de la profundización de esos personajes.

La historia trascurre en un futuro cercano en que no ha llovido por años – si se trata de una sequía mundial o solo una que afecta a los parajes centrales de Estados Unidos donde la película trascurre, el filme no lo dice.

Una mujer llamada Ruth (Gugu Mbatha-Raw) tiene poderes especiales que parece incapaz de controlar, sufriendo lo que parecen ser ataques epilépticos que causan terremotos. Desesperada por intentar ponerse bajo control, Ruth decide volver a la casa donde creció y pedirle ayuda a su madre, pero un agente del Gobierno está tras su pista.

PUBLICIDAD

La directora Julia Hart arma una historia que en tono se asemeja bastante a otra película atípica de personas con superpoderes, la extraordinaria El Protegido de M. Night Shyamalan, aunque la ejecución de Hart es un poco más carente de personalidad, dejando que la película viva o muera casi exclusivamente por la fuerza de sus actuaciones y su premisa.

Gugu Mbatha-Raw protagoniza "Fast Color".

De hecho, incluso esa premisa es solo un estante en que la película cuelga lo que de verdad le interesa, que es la relación entre Ruth, su madre Bo (Lorraine Toussaint) y su hija Lila (Saniyya Sidney), las cuales también tienen poderes pero distintos a los de Ruth: la capacidad de reducir cualquier objeto a polvo y luego reconstruirlo exactamente como era. Sin embargo, no son capaces de reensamblar un objeto que está roto, que es precisamente lo que Ruth considera ser.

Es esa la dinámica que domina la película. El origen de sus superpoderes no importa – se explica como algo hereditario en esa familia, y punto –, lo que sea que causó la sequía de años tampoco es particularmente relevante ni es discutido, y la injerencia de los agentes del Gobierno que persigue a Ruth se limita básicamente a poner las piezas en su lugar para el clímax de la película; absolutamente todo es secundario a la historia personal de Ruth, todo desemboca en ella, así que bien vale tener muy presente que la acción en la película es casi nula; simplemente no es ese tipo de historia.

Y son precisamente las actuaciones las que acaban elevando a la película del nivel de poder más alto que la suma de sus partes: Gugu Mbatha-Raw (que ha estado brillando en cosas como el episodio San Junipero de Black Mirror) interpreta a Ruth como ; Saniyya Sidney como Lila es puro ingenio con una pizca de rebelión; y figuras veteranas como Lorraine Touissant y David Strathairn traen una maternidad autoritativa pero llena de amor, dudas y miedo a sus personajes.

Lorraine Toussaint, Saniyya Sidney y Gugu Mbatha-Raw en "Fast Color".

La película avanza con calma pasmosa, de a poco reconstruyendo el cuadro completo de Ruth, su pasado con su familia y la naturaleza de las relaciones que los unen, y es un proceso interesante aunque, de nuevo, no apto para aquellos que necesiten un poco de acción en sus películas sobre gente con superpoderes.

Eso sí, la película se asegura de tirar un par de detalles interesantes que aluden a un mundo más grande de cuestiones sobrenaturales más allá de los limitados confines de esta historia, lo que tiene sentido cuando uno tiene en cuenta que aparentemente se está trabajando en una adaptación o continuación de esta película en forma de serie de televisión.

Para aquellos que quizá se sientan un poco sobrepasado por las gigantescas producciones sobre superhéroes que ya pudimos ver este año, sin mencionar las demás que se han acumulado en esta década de dominio del cine basado en cómics, Fast Color es una interesante alternativa.

-----------------------------------------------------------------------------------------

FAST COLOR

Dirigida por Julia Hart

Escrita por Julia Hart y Jordan Horowitz

Producida por Jordan Horowitz, Mickey Liddell y Pete Shilaimon

Edición por Martin Pensa

Dirección de fotografía por Michael Fimognari

Banda sonora compuesta por Rob Simonsen

Elenco: Gugu Mbatha-Raw, Lorraine Toussaint, Saniyya Sidney, David Strathairn, Christopher Denham, Levi Dylan Martinez

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD